Día Internacional del Café: 4 tipos de café que puedes preparar en casa y sin máquina

Desde la versión americana hasta el delicioso mokaccino. En el Día Internacional del Café, te enseñamos a preparar 4 tipos de café en casa, sin máquina y en solo unos minutos para disfrutar en familia

Tipos de café que puedes preparar sin máquina

Según la Organización Internacional del Café (OIC), alrededor de 3 mil millones de tazas de café se consumen diariamente en el mundo, siendo la segunda bebida más tomada después del agua natural. Crédito: Shutterstock

Para los amantes del café, cada 1 de octubre es una de las fechas más románticas del año: hoy es el Día Internacional del Café. Esta curiosa celebración tuvo inicio en 2015, gracias a la Organización Internacional del Café (OIC), lo decretó en una exposición realizada en Milán, Italia, ese mismo año. Además de conmemorar la bebida, también rinde tributo a todos los trabajadores que procesan y distribuyen el producto.

En este 2022, vamos a enseñarte a preparar 4 tipos de café desde la comodidad de tu hogar, y lo mejor de todo, sin la necesidad de que tengas una máquina para procesarlo. Manos a la obra:

Cómo preparar 5 tipos de café en casa y sin máquina

Capuccino

1

Vas a necesitar: 50 ml de leche líquida fría, una taza de café solo, cacao en polvo o canela molida, azúcar o edulcorante al gusto, un frasco de cristal con tapa y 400 ml de capacidad.

Si no quieres usar azúcar, te dejamos algunos sustitutos que pueden endulzar tu café, pero toma en cuenta que podrían alterar el sabor.

Preparación:

Pon la leche fría en el frasco de cristal y prepara una taza de café solo, pudiendo ser instantáneo. Seguidamente, cierra el frasco de leche y agita durante unos 30 segundos.

Abre el frasco y mételo sin tapa en el microondas, durante unos 20 segundos a 800 W de potencia. Esto hará que la espuma se estabilice en la superficie.

Para echar la leche en la taza donde hiciste el café, gira muy lentamente el frasco para que vaya cayendo mientras la espuma sigue flotando sobre ella.

Finalmente, deja caer la espuma y tu capuccino estará casi listo. Tan solo resta que espolvorees un poco de cacao en polvo o canela molida, además del endulzante que hayas elegido.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Mokaccino

2

Ingredientes: una taza de café por persona, ya preparado (puede ser instantáneo), media taza de leche, dos cucharadas de cacao en polvo y azúcar o endulzante.

En una cacerola vas a mezclar la media taza de leche con el cacao en polvo y el azúcar o endulzante. Lleva todo a fuego lento y remueve hasta que todo se disuelva por completo.

Seguidamente, vierte la mezcla caliente en el café ya preparado, lo que te brindará dos capas diferentes. Para terminar, espolvorea un poco de canela o chocolate rallado. ¡Un deleite!

Vainilla latte

3

Ingredientes: dos tazas de café recién preparado (puede ser instantáneo), tres tazas de leche y dos cucharaditas de vainilla.

Comienza calentando la leche, revolviéndola muy rápido y sin parar con un batido de varillas. Hazlo en una cacerola, a fuego bajo, hasta que se haga espuma.

Luego que hierva, retira la leche del fuego e incorpora las dos cucharaditas de vainilla.

Prepara las dos tazas de café negro instantáneo y, equitativamente, vierte la mezcla de leche en ambas tazas, mientras revuelves con suavidad. Tu vanilla latte está listo.

Americano

4

El café americano es un espresso (el café más sencillo que puedes hacer: café más agua), pero añadiéndole directamente agua hirviendo para que se diluya.

Esto le dará un efecto tónico, reduciendo además el sabor intenso de café. Por lo general, es más amargo porque no se endulza o se le añade muy poca azúcar.

Según la Organización Internacional del Café (OIC), alrededor de 3 mil millones de tazas de café se consumen diariamente en el mundo. Después del agua, los granos tostados y molidos del café representan la segunda bebida más tomada en la Tierra.

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain