Los hombres creen de verdad que las mujeres “no piensan”: está científicamente comprobado

La objetificación de las mujeres no es algo nuevo. Lo aterrador es que la creencia de los hombres sobre que las mujeres “no piensan”, se sigue comprobando de manera científica, esta vez se publica en el Journal of Personality and Social Psychology

hombres creen mujeres

El estudio consistió en varios experimentos. Los autores presentaron a los participantes imágenes de individuos en las que variaba el "enfoque corporal". Notaron que ver cuerpos completos de mujeres, en comparación con solo rostros, provocó que las calificaciones de la acción (la capacidad de pensar y planear) disminuyeran. Crédito: Shutterstock

La objetificación de las mujeres no es algo nuevo. El machismo forma parte de la estructura social del mundo y todas las mujeres hemos escuchado respecto a otras o nosotras mismas que cierta prenda es muy provocadora y no debería ser usada para poder ser tomadas en serio. Lo aterrador es que la creencia de los hombres sobre que las mujeres “no piensan”, se sigue comprobando de manera científica.

Un nuevo estudio, reseñado por Scientific American, respaldó que mostrar a los hombres imágenes de mujeres sexualizadas evoca menos actividad en las áreas del cerebro responsables de la atribución del estado mental, es decir, el área del cerebro que se activa cuando pensamos que estamos viendo una persona o individuo capaz de pensar y planificar.

La investigación, que fue dirigida por Kurt Gray y sus colegas y publicada en el Journal of Personality and Social Psychology, señaló que los hombres perciben una mente diferente a la de ellos en cuanto a las capacidades de las mujeres.

El estudio consistió en varios experimentos. Primero, los autores presentaron a los participantes imágenes de individuos en las que variaba el “enfoque corporal”.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Notaron que ver cuerpos completos de mujeres, en comparación con solo rostros, provocó que las calificaciones de la acción (la capacidad de pensar y planear) disminuyeran, pero que las calificaciones de la experiencia (la capacidad de sentir) aumentaran.

Los resultados fueron los mismos cuando se compararon cuerpos desnudos con cuerpos vestidos.
En general, a medida que aumentaba la sugestión sexual de las imágenes, disminuían las percepciones de capacidad de pensaminento y, en consecuencia, aumentaban las percepciones de experiencia.

Ahora, a pesar de que no estaría bien, el tema de la sexualización se “podría” moderar con la vestimenta, según estos resultados, pero es que no se queda allí.

Ser mujer y vestirte de manera conservadora, es decir, no siendo “provocativa”, haría que la percepción de los hombres sobre la acción de las mujeres aumentara y su experiencia disminuyera. Hasta allí todo bien, hasta el momento que deja de serlo.

Los investigadores demostraron esto en un experimento final en el que los participantes estarían menos dispuestos a infligir descargas dolorosas a personas semidesnudas en comparación con personas vestidas.

Presumen que cuando ven cuerpos tienden a ver también víctimas potenciales. Entonces, por ambos lados las mujeres pierden: por uno son sexualizadas y asumidas como menos inteligentes, menos ambiciosas y menos competentes; y por el otro, son más vulnerables a la violencia por ser menos simpáticas, y entendidas como menos sintientes.

También te puede interesar:

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain