Cómo limpiar un lugar donde hubo ratas: 6 pasos seguros y efectivos

A través de una guía completa, los CDC ofrecen un paso a paso seguro y efectivo para que puedas limpiar un lugar donde hubo ratas. Unos guantes de aseo y un desinfectante de calidad serán tus aliados para la labor

Cómo limpiar un lugar donde hubo ratas

No subestimes a los roedores, porque pudieron haberse escabullido por cualquier lugar de tu casa. Crédito: Shutterstock

En un artículo anterior te mostramos hasta 6 señales para detectar si hay ratas y ratones en tu casa. Pero ahora que lo sabes, y que efectivamente te visitaron estos roedores, llega el momento de accionar la limpieza. A través de una guía completa, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) ofrecen 6 pasos seguros y efectivos.

Lo primero que debes saber es que estos animales son muy habilidosos, así que no los subestimes. Pueden brincar, escalar y hasta nadar, escabulléndose en grupo por el agujero más pequeño. Aclarado el punto, manos a la obra:

6 pasos de los CDC para limpiar orina y excremento de ratas

Ponte unos guantes de goma o plástico

1

Esto es fundamental para que evites a toda costa que tu piel entre el contacto con los desechos contaminados de ratas y ratones. Procura que sean de calidad y que verdaderamente te protejan.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Rocía el producto de limpieza sobre la zona afectada

2

Ya sea productos químicos o naturales, como el vinagre blanco con bicarbonato, lo importante es que utilices recursos con alto poder de desinfección.

Según los CDC, la clave es que rocíes la solución sobre la orina y/o el excremento de los roedores. Asegúrate de que la zona quede bien empapada y deja actuar al menos durante 5 minutos.

Recoge la orina y el excremento

3

Utilizando una toalla de papel y bien protegido con los guantes, procede a recoger el desecho y depositarlo directamente en la basura.

Procura que la bolsa o el bote donde echaste los restos de excremento y orina queden bien sellados.

Es momento de trapear

4

Utilizando los remedios de desinfección más efectivos que tengas, limpia el área con un trapo o una esponja.

Esmérate en el trabajo, y de ser posible, repite la operación una vez más. Asegúrate de haber sanitizado TODA el área.

Lava tus guantes

5

¡Sin quitártelos! Échate agua, jabón y un producto desinfectante para que tus guantes queden impecables nuevamente. También es importante que los cuelgues para que puedan secarse.

Ahora lávate las manos

6

Una vez que te retires los guantes, no confiés del todo en que tus manos permanecieron aisladas. Los CDC recomiendan que te las laves con agua tibia y frotándose un buen jabón desinfectante.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) destacan que este el paso a paso más seguro y correcto para limpiar un área donde hubo ratas o ratones.

En este sentido, señala que el excremento, la orina y los nidos de estos roedores NUNCA deben barrerse ni mucho menos aspirarse. “Esto hará que las partículas del virus se mezclen con el aire, de donde pueden ser respiradas”, apunta la agencia de salud.

En esta nota

limpieza del hogar

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain