Lactancia: La sustancia picante de la pimienta pasa a la leche materna después de consumirla

Investigadores de la Universidad Técnica de Munich, hallaron que la piperina, un alcaloide responsable de la acidez de la pimienta, se transfiere a la leche materna apenas una hora después del consumo

Pimienta, leche materna, Estar Mejor

Estos hallazgos ayudan a descifrar los mecanismos que dan forma a las preferencias alimentarias desde la infancia. Algo que estudios previos han sugerido: que la experiencia gustativa en la primera infancia influye en la conducta alimentaria de los adultos. Crédito: Pexels

Cuando las mujeres que están en período de lactancia consumen pimienta la sustancia picante de la especia pasa a la leche materna.

Investigadores de la Universidad Técnica de Munich, hallaron que la piperina, un alcaloide responsable de la acidez de la pimienta, se transfiere a la leche materna apenas una hora después del consumo de un plato con curry estandarizado.

De hecho, se mantiene detectable durante varias horas. No obstante, los pungentes del jengibre o chile, así como el compuesto vegetal secundario curcumina, que también es abundante en el curry, no ingresaron a la leche, destacó la investigación.

"Nos sorprendió particularmente esto último, ya que se supone que la piperina aumenta significativamente la biodisponibilidad de la curcumina según los resultados de otros estudios"

Roman Lang Director del grupo de investigación Biosystems Chemistry & Human Metabolism en el Instituto Leibniz de Biología de Sistemas Alimentarios

Estos hallazgos ayudan a descifrar los mecanismos que dan forma a las preferencias alimentarias desde la infancia. Algo que estudios previos han sugerido: que la experiencia gustativa en la primera infancia influye en la conducta alimentaria de los adultos.

A diferencia de la fórmula infantil estandarizada, la leche materna no sabe ni huele igual todos los días, cosa que se debe en gran parte a la dieta materna.

Estudios previos han demostrado que las sustancias activas de olor y sabor del ajo o el café ingresan parcialmente a la leche materna como un producto metabólico con olor activo.

Sin embargo, el sabor y el aroma de los alimentos consumidos por la madre no se transfieren uno a uno a su leche, un ejemplo es que los sabores del aceite de pescado o del té tienen poca o ninguna importancia a este respecto.

"Las concentraciones máximas observadas de 14 a 57 microgramos por litro estaban entre 70 y 350 veces por debajo del umbral de percepción del gusto de un adulto"

Corinna Dawid Profesor y directora la Cátedra de Química de los Alimentos y Ciencia Sensorial Molecular de la Universidad Técnica de Munich para el profesor Thomas Hofmann

Por ello, Roman Lang, quien participó inicialmente en el estudio como científico en TUM y luego en el Instituto Leibniz de Biología de Sistemas Alimentarios, explicó que es bastante improbable que los bebés perciban conscientemente y nitidez la piperina de la pimienta.

 “Sin embargo, es concebible que la activación regular de bajo umbral del ‘receptor picante’ TRPV1 podría ayudar a aumentar la tolerancia a tales sustancias más adelante”

Sigue leyendo:

Lactancia materna podría prevenir el deterioro cognitivo, sugiere estudio

En esta nota

embarazo y lactancia

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain