Brote de Salmonella en Estados Unidos: los CDC dicen cómo prevenir la infección al cocinar y alimentarte

Los CDC precisaron que al 15 de septiembre se contabilizaban 127 personas infectadas, en 25 estados de Estados Unidos. Texas, con 45 casos, y Minnesota, con 13, presentan el mayor número de reportes

brote de salmonella

Los alimentos como la pechuga de ave y los utensilios para cocinar deben lavarse eficazmente antes de cualquier preparación para evitar la salmonella. Crédito: Freepik

Sin dar aún con el motivo principal que está causando la situación, las autoridades de salud de Estados Unidos informaron sobre un brote de salmonella que ha infectado a más de 100 personas en 25 estados del país. El pasado viernes 17 de septiembre, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) emitieron una advertencia y están investigando los contagios por Salmonella Oranienburg, una bacteria que causa severas enfermedades diarreicas.

En su comunicado oficial, los CDC precisaron que al 15 de septiembre se contabilizaban 127 personas infectadas, incluidas 18 hospitalizaciones, en 25 estados de Estados Unidos. Texas, con 45, y Minnesota, con 13, registran la mayoría de reportes según el mapa informativo de la agencia. Cabe destacar que el 59% de todos los casos son mujeres.

El brote comenzó el pasado 3 de agosto, y pese a que afortunadamente no se han reportado muertes, los funcionarios de salud creen que el número de casos sea mucho mayor. La razón es que muchos pacientes podrían recuperarse de la enfermedad sin atención médica y sin realizarse pruebas para detectar la salmonella. Además, el diagnóstico final puede tardar hasta cuatro semanas, reseña USA Today.

“Los CDC están analizando los datos y no han identificado un alimento específico como fuente potencial de este brote”, reseñó la agencia principal de salud. Mientras tanto, “los funcionarios de salud pública están entrevistando a las personas sobre los alimentos que comieron la semana antes de enfermarse”.

En este sentido, los CDC también solicitan a la ciudadanía que refuerce las medidas de seguridad alimentaria para prevenir un brote mayor. Desde su sitio web ofrece cuatro recomendaciones que todos debemos seguir al momento de organizar los alimentos, cocinarlos e ingerirlos.

También te puede interesar: Dieta SAD: alimentos ultraprocesados, azúcar y grasa saturada, el estandar de la alimentación estadounidense, según estudios

Cómo prevenir la infección de salmonella al cocinar y alimentarte

Limpiarse las manos, los alimentos y utensilios

1

Antes de comenzar a cocinar es fundamental lavarse las manos, así como limpiar con frecuencia todos los utensilios y las superficies donde van a reposar los alimentos al cortarlos, separarlos y prepararlos.

“Enjuague las frutas y verduras con agua corriente antes de comerlas, cortarlas o pelarlas”, indica el consejo de los CDC.

Separe bien unos alimentos de otros

2

Las carnes, aves y mariscos que estén crudos deben separarse de otros alimentos que no se cocinarán, como por ejemplo las frutas, condimentos, lácteos y embutidos.

Cocine efectivamente los alimentos

3

Es la medida principal para matar los gérmenos y acabar con bacterias como la salmonella. Para saber si tus alimentos se están cocinando bien, los CDC recomiendan emplear una temperatura lo suficientemente alta, dependiendo del tipo de comida.

Por ejemplo, la carne de res debe cocinarse a 160°F, mientras que las aves de corral a 165°F. Te dejamos las temperaturas correctas que debes aplicar, según Food Safety, sitio web del gobierno estadounidense.

Refrigere correctamente los alimentos

4

Esta medida va destinada a las comidas perecederas ya preparadas, que deben enfriarse en la nevera dos horas después, dependiendo también de la temperatura a la que fueron expuestas.

Asimismo, los alimentos deben desconegarse en el refrigerador y no en cualquier mesa o encimera.

Los CDC recordaron que los síntomas más comunes de salmonella incluyen diarrea, vómitos, fiebre, calambres estomacales y deshidratación. Cada signo podría comenzar entre seis horas y seis días después de haberse infectado con la bacteria. Los niños menores de 5 años y los adultos mayores de 65, así como las personas inmunodeprimidas son los más propensos a desarrollar afecciones graves.

En esta nota

prevención de enfermedades

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain