Adicción al alcohol: actriz Jamie Lee Curtis comparte 5 aprendizajes de vida tras superarla

La artista suma 22 años alejada del alcohol, lo que considera un logro personal "más grande que cualquier cosa". Su recuperación también implicó romper con un ciclo de adicciones en su familia

Jamie Lee Curtis

Jamie Lee Curtis, de 62 años, ha ganado dos Globos de Oro en su carrera profesional como actriz. Crédito: Matt Winkelmeyer | Getty Images

La adicción a las bebidas alcohólicas crea una especie “prisión mental” y para salir de ella, además de ayuda profesional, requiere valentía, voluntad, tiempo y el amor como medio de apoyo. Tras más de dos décadas completamente sobria, la famosa actriz Jamie Lee Curtis expresó todo lo que significa estar 22 años alejada de esta terrible adicción.

El pasado 10 de julio vimos la alegría de la también actriz Patricia Heaton, que celebraba tres años seguidos sin probar una gota de licor, y ahora fue la estrella de la saga Halloween quien decidió revelar los más sinceros aprendizajes que no se cuentan en ninguna de sus películas.

Los 5 aprendizajes de Jamie Lee Curtis tras superar la adicción al alcohol

Vivir en el presente

1

Para la artista de 62 años no existe pasado ni futuro, por lo que ella insta a la gente a “vivir una vida en el presente”.

“El proceso de ser una persona sobria te pone en una mentalidad de un día a la vez”, dijo la actriz, a modo de tip para quienes están luchando contra la adicción al alcohol. Es un consejo para prevenir cuadros de ansiedad que incitan a buscar el licor como un falso calmante del dolor y la depresión.

“Intenta mantenerte fuera del futuro y trata de olvidar el pasado, porque se acabó y no puedes hacer nada al respecto de todos modos”, expresó Curtis.

"Mata a la gente"

2

Es seguramente la enseñanza más dura y tajante que ahora expresa abiertamente la nacida en Santa Mónica, California. “Mata a la gente, mató a mi hermano, mata a los jóvenes, ancianos. Arruina familias. Es verdaderamente ruinoso”, reconoció en una entrevista otorgada a AARP The Magazine.

La estrella de Hollywood también luchó contra una adicción a los opioides, luego de que le recetaran analgésicos en 1989, después de una cirugía plástica menor “para mis ojos hinchados hereditarios”.

Según cuenta la propia actriz, ella pasó una década robando analgésicos de sus amigos y familiares hasta que su hermana Kelly descubrió su adicción en 1998.

Rompió con un ciclo de adicciones en su familia

3

Los problemas de bebidas alcoholícas que tenía Jamie Lee Curtis eran parte de una especie de “maldición” familiar. Su padre Tony luchó contra el alcohol, la cocaína y heroína. Por si fuese poco, su hermano Nicholas murió de una sobredosis de drogas en 1994.

Fue en 1999 cuando la veterana actriz asistió a su primera terapia de recuperación con la esperanza de romper ese ciclo de su familia. Y finalmente lo logró. A inicios de este año expresó en Instagram: “Estoy rompiendo el ciclo que básicamente ha destruido las vidas de generaciones en mi familia”.

Superar el alcohol es un logro muy preciado

4

La actriz tiene algo claro y es que haberle ganado la batalla al alcohol es su “mayor logro”. Sin ánimos de infravalorar a su propia familia, para Jamie Lee Curtis, “conseguir la sobriedad es más grande que mi esposo, que mis dos hijos y mis grande que cualquier trabajo, éxito, fracaso. Cualquier cosa”.

Callar es negar, y negar es mentir

5

La ganadora de dos Globos de Oro a mejor actriz reconoció que durante mucho tiempo mantuvo en secreto sus problemas con la bebida, sin embargo, ahora reconoce que tan solo se mentía a sí misma, ya que callar significa negar, lo que le impedía buscar ayuda profesional y emocional.

En esta nota

adicciones bebidas alcohólicas

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain