Diana de Gales no celebraba su cumpleaños: las razones por las que hay quienes sufren con los festejos

Como Lady Di hay miles de personas que "detestan" este tipo de celebraciones. Según expertos en psicología, todo se basa en una perspectiva en torno al escenario, el significado y la carga emocional

Diana de Gales

La princesa Diana prefería una noche tranquila en casa, con una cena y sin pastel de cumpleaños. Foto: PATRICK RIVIERE/AFP via Getty Images

Este jueves 1 de julio la princesa Diana de Gales estaría cumpliendo 60 años de vida, una fecha que destaca en gran parte del mundo por lo que significó Lady Di desde la Realeza Británica. Sin embargo, un dato más que curioso fue revelado por su ex chef, Darren McGrady: “(Ella) realmente no quería celebrar su cumpleaños”.

El experto culinario, de 58 años y actualmente residiendo en Texas, cocinó durante cuatro años a la princesa de Gales, desde 1993 hasta su inesperada muerte, en agosto de 1997.

En su confesión a Hello! detalló que para Diana el cumpleaños “significaba un año más. Así que nada de pasteles de cumpleaños ni platos especiales. Por lo general salía a almorzar con sus amigas y luego pasaba una noche tranquila en casa”. El chef agregó que Lady Di en ocasiones optaba por un “pescado a la parrilla o pimiento relleno”.

¿Y por qué hay quienes sufren por sus festejos de cumpleaños? Como Diana de Gales hay miles de mujeres (y hombres) que “detestan” este tipo de celebraciones. Según expertos en psicología, todo se basa en una perspectiva en torno al escenario, el significado y la carga emocional. Los profesionales también consideran que es una actitud que debe respetarse, pero no queda exenta a un posible cambio debido a los gestos familiares y de amistades.

3 motivos comprobados por los que alguien detesta celebrar su cumpleaños

Un año más cerca de la muerte

1

Es un efecto negativo ante el escenario de hacerse mayor. Algo similar a ver el vaso medio lleno o medio vacio. La persona no codifica que crece, madura o que Dios le permitió vivir un nuevo año, sino que por el contrario siente que está más cerca de la muerte.

Comúnmente le ocurre a quienes sufren ‘tanatofobia’, que es un miedo o una ansiedad caracterizada por la fobia a la propia muerte o al proceso de morir, e incluso a enfermarse.

Ansiedad por lo que no se ha logrado

2

¿Recuerdas el capítulo de Friends donde Rachel Green cumplía 30 años? Básicamente se trata de eso. El personaje manifestaba una decepción y ansiedad por llegar a los 30 sin haberse casado, tener hijos o haber obtenido un trabajo exitoso.

Por lo general no se manifiesta en cada cumpleaños, sino en cifras clave, como los 25, 30, 40, 45 y 50. La persona piensa en qué le hubiese gustado hacer o lograr cuando arribó a tal edad, exteriorizando una ansiedad y por supuesto negándose a la idea de que realmente haya algo que celebrar.

Rechazo al protagonismo

3

Esto es lo más parecido que le ocurría a la princesa Diana, según las revelaciones del chef Darren McGrady. “Su cumpleaños era uno de los días más ocupados para mí y no desde el punto de vista culinario, sino por todas sus organizaciones benéficas y amigos enviando flores. El timbre sonaba cada pocos minutos y yo tenía que correr a responder”, contó el ex trabajador de Lady Di.

Hay personas que sencillamente no aguantan ese sentido de protagonismo o ser el centro de atención, ya que puede ser una responabilidad que agobia. Quienes mantienen esta perspectiva se resisten a los mensajes de felicitación y al hecho de organizar reuniones, sino que prefieren disfrutar de una cena en casa, con tranquilidad y probablemente sin pastel de cumpleaños.

En esta nota

curiosidades

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain