Por qué expertos dicen que comer mucha sal puede debilitar tu sistema inmunológico

Investigadores revelaron que este nuevo daño relacionado al consumo excesivo de sal podría desencadenar problemas en los vasos sanguíneos, articulaciones y enfermedades autoinmunes

la sal debilita el sistema inmunológico

La OMS sugiere no exceder el consumo diario de 5 gramos de sal. Foto: Freepik

Desde hace muchos años conocemos los daños de consumir sal en exceso: problemas en los riñones, presión arterial alta, riesgo de ataques cardiacos y enfermedades cerebrovasculares. Sin embargo, una reciente investigación descubrió un nuevo efecto nocivo para la salud relacionado con la cantidad de sal que ingerimos en nuestras comidas.

Según un reporte de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la mayoría de las personas consumen entre 9 y 12 gramos al día, una notable diferencia ante los 5 gramos que realmente se recomiendan. El organismo también apuntó que si la cantidad sugerida fuese obedecida, cerca de 2,5 millones de muertes se evitarían cada año.

El estudio publicado en la revista Circulation anunció que comer sal en forma desmedida afecta la actividad de determinadas células, impactando directamente en nuestro sistema inmunológico. En palabras científicas: “Altera el equilibrio energético de las células inmunitarias, lo que finalmente impide que funcionen de forma correcta”.

Cuando en nuestra sangre hay altas concentraciones de sodio, dos tipos de glóblulo blanco se ven afectados en su activación y función: los monocitos y fagocitos. Los primeros se encargan de la destrucción de bacterias y virus, mientras que los otros también ayudan en la defensa inmunológico. Hasta el momento se desconocía qué era lo que exactamente ocurría en las células, pero este nuevo estudio lo pudo revelar.

Consumir sal en exceso produce un corte en la cadena respiratoria

Desde el estudio, los científicos notaron cómo la sal afecta la inmunidad al interrumpir la cadena respiratoria, lo que impide que las células produzcan ATP (trisfofato de adenosina) y oxígeno. En palabras sencillas, el ATP es el “combustible universal que alimenta todas las células”, proporcionando energía muscular y regulación metabólica.

Cuando la sal invade el cuerpo hay una escasez de ATP en las mitocondrias (órganos que sintetizan la ATP), evitando que los glóbulos blancos puedan madurar y funcionar.

La doctora Sabrina Geisberger, líder del estudio, y el profesor Markus Kleinewietfeld, de la Universidad de Hasselt, coincidieron en que “la interrupción de un mecanismo celular tan importante podría tener un impacto negativo y generar enfermedades inflamatorias de los vasos sanguíneos o articulaciones y enfermedades autoinmunes”.

¿El efecto de la sal sobre el sistema inmunológico es monentáneo?

Después del notable estudio, el daño de la sal se reflejaba tres horas después, pero aproximadamente ocho horas más tarde ya había desaparecido, lo que al menos indica que la actividad mitocondrial no se inhibe de forma permanente.

Para llegar a esta conclusión los investigadores realizaron ensayos clínicos separados en dos grupos de participentes. Al primero, conformado por hombres sanos, les administraron diariamente 6 gramos de sal en forma de tableta durante 14 días. Por su parte el segundo grupo tan solo comió una pizza que contenía 10 gramos de sal.

Luego de analizar la sangre de todos los voluntarios, los investigadores notaron que en ambos experimentos hubo una disminución de la actividad mitocondrial. Esto supone que el efecto de la sal no solo impacta por su consumo prolongado, sino también por una sola comida excesivamente salada.

Al verificar que los efectos del sodio desaparecen y la actividad mitocondrial vuelve a la normalidad después de ocho horas, los científicos han tomado la decisión de continuar su investigación para responder a otras incertidumbres como “los efectos a largo plazo en una dieta con mucha sal y si esta sustancia también afecta a otras células”.

En esta nota

dieta saludable prevención de enfermedades

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain