Afectados de COVID tienen más probabilidades de experimentar trombosis venosa cerebral que las vacunadas, según estudio en Oxford

Investigadores de la Universidad de Oxford compararon las posibilidades de desarrollar este padecimiento entre contagiados por coronavirus y vacunados luego de presentarse casos de coágulo de sangre en quienes recibieron las dosis de AstraZeneca

¿Afectados de COVID tienen más posibilidades de experimentar trombosis venosa cerebral que las vacunadas?

Según el estudio, las personas contagiadas con COVID-19 tienen entre 8 y 10 veces más probabilidades de experimentar trombosis venosa cerebral. / Foto: Jcomp - Freepik.

Un estudio realizado recientemente por la Universidad de Oxford encontró que las personas contagiadas con COVID-19 tienen entre 8 y 10 veces más probabilidades de experimentar trombosis venosa cerebralque los que han recibido las vacunas de Pfizer, Moderna o AstraZeneca.

La investigación, realizada por los casos de coagulación de sangre presentados en personas vacunadas con AstraZeneca, halló asimismo que alrededor de 39 de cada millón de personas con coronavirus son diagnosticadas con trombosis venosa cerebral, en comparación con 0,4 por millón de individuos que no han sido contagiados con el virus.

Las personas que contraen COVID-19 también tienen 100 veces más probabilidades de experimentar trombosis venosa cerebral que la población no contagiada, destacó también el estudio de Oxford.


Existe preocupación por las posibles asociaciones entre las vacunas y la trombosis venosa cerebral, lo que hace que los gobiernos y los reguladores restrinjan el uso de ciertas vacunas. Sin embargo, una pregunta clave seguía sin conocerse: ¿Cuál es el riesgo de experimentar trombosis venosa cerebral después de un diagnóstico de COVID-19?”, señaló el coautor principal del estudio, el profesor Paul Harrison, citado por el portal News GP.


“Hemos llegado a dos conclusiones importantes: En primer lugar, COVID-19 aumenta notablemente el riesgo de trombosis venosa cerebral, lo que se suma a la lista de problemas de coagulación de la sangre que causa esta infección: y en segundo lugar, el riesgo de contagio de coronavirus es más alto que el observado con las vacunas actuales, incluso para los menores de 30 años; algo que debe tenerse en cuenta al considerar los equilibrios entre riesgos y beneficios de la vacunación”, afirmó el investigador de Oxford.


Para producir sus resultados, los autores del estudio, dirigidos por el profesor Harrison y el doctor Maxime Taquet, realizaron un conteo del número de casos de trombosis venosa cerebral determinados en las dos semanas posteriores al diagnóstico de COVID-19 o después de la primera dosis de una vacuna. Los compararon con las incidencias calculadas de trombosis venosa cerebral después del virus, así como con el porcentaje de antecedentes en la población.


Los investigadores realizaron comparaciones similares para la trombosis de la vena porta y encontraron que ocurría a una tasa de 45 casos por millón de personas después de la vacunación y 436 por millón luego de la infección por COVID-19.


La doctora Michelle Ananda-Rajah, médica consultora en medicina general y enfermedades infecciosas en la Universidad de Monash, dijo que el estudio “muestra claramente” que el riesgo de trombosis venosa cerebral después de la infección por COVID-19 es más alto que el ARNm o las vacunas AstraZeneca.


Por su parte, el doctor Daryl Cheng, líder médico del Centro de Educación sobre Vacunas de Melbourne, señaló que existen alguno problemas metodológicos y de aplicabilidad asociados con el intento de comparar los datos del estudio entre la enfermedad COVID-19 y las vacunas.

En esta nota

coronavirus

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain