Me besó pero ahora no me busca más: ¿Qué hago?

El haberte besado y luego desaparecer es una acción sumamente descortés, sin embargo, te sugerimos algunos tips para afrontar la situación, averiguar qué pasó y salir bien parada

qué hago si no me busca

Enviar un mensaje siempre es una alternativa, pero también debes saber cuándo y cómo hacerlo. Foto: Freepik

Un beso apasionado, quizás inesperado, pero marcando lo que podía ser un antes y después. Pese a que no eran pareja, el momento se dio y todo parecía indicar que el amor llamaba a la puerta. Sin embargo, ahora han pasado los días y el “distinguido” besador no aparece. ¡Vaya situación!

Ante este incómodo escenario es normal que las preguntas te invadan la mente. ¿Qué habrá pasado? ¿Será que fue un mal beso? ¿Se habrá asutado?… Aquí lo principal es que conserves la calma para no cometer un error dondes pases de ser víctima a victimario. Y a partir de este momento es necesario analizar la situación desde varios puntos de vista, así no solo sabrás qué hacer, sino también descubrir el porqué de su comportamiento y cómo afrontarlo.

Sin importar los motivos que tenga, el haberte besado y luego desaparecer es sumamente descortés. Ciertamente hay personas que luego de un momento determinante pueden asustarse y huirle al compromiso, pero no justifica el semajante acto de cobardía.

¿Qué hago si me besó y no apareció más?

Búscalo y afróntalo

1

Con naturalidad, pero con perspicacia. La idea de caerle de sorpresa no implica una persecución ni una discusión, sino una caballerosa explicación… si es que puede darla.

A estas alturas básicamente estás rescatando tu dignidad, así que ante cualquier excusa (si la tiene), dile que lo entiendes, pero que de igual forma no merecías recibir su actitud.

Seguidamente aconséjale que para el futuro apriete sus pantalones y asuma. Una vez hecho, retírate como una dama y si continúa hablando déjale con la palabra en la boca.

Envía un mensaje y espera con calma

2

Si notas que pasa el tiempo y no te busca, toma tú la iniciativa y escribe. Pero debe ser un mensaje corto, tajante, como que será el último que envíes si no recibes una respuestas.

No salgas con algo al estilo: “Hola, ¿cómo estás? ¿Por qué no me has escrito?”, porque suena un poco desesperado. Mejor aplica una sola pregunta: “¿Pasó algo?”

No es conveniente demostrar en un mensaje que estás molesta, triste o decepcionada. Lo mejor es transmitir que pese a su desaparición estás tranquila y que no has perdido la normalidad de tus días.

Esperar y asumir

3

Esta es otra opción más apacible. Si después del famoso beso el hombre no aparece, es obvio que algo pasó y no necesariamente tiene que ver contigo, sino con él mismo. Recuerda eso.

Cualquier mujer desearía que le escribieran o la busquen después de un beso, pero no dos o tres días después, sino en el más mínimo momento en que se presente una oportunidad. Si esto no ocurre y te deja esperando, asumir que no significó nada para él también es una alternativa.

Investiga su actividad

4

La ansiedad por saber de esa persona después de un beso es comprensible, por lo que si no aparece o no responde un mensaje, investigar su actividad en WhatsApp o redes sociales es una opción para dar con una respuesta.

Qué maravilla, tú esperando por el fulano mensaje después del gran beso y él publicando memes en Facebook, conectado o actualizando estados. En caso de que esté sucediendo, no abras una discusión virtual, porque no te conviene. Además… ¿vale la pena?

Si en caso contrario, se encuentra inactivo de todas las plataformas, podrías optar por averiguar si se encuentra bien o continuar esperando.

En esta nota

problemas de pareja

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain