Mi pareja o mi amante: qué tener en cuenta cuando no queda más opción que elegir

Hay factores de los que puedas tomar ventaja para decidir entre sostener la relación con tu pareja o dejarla y construir una historia con tu amante

Mi pareja o mi amante

Mantener la infidelidad, por no tomar una decisión, te lleva al riesgo de perderlo todo. Foto: Freepik

¡Vaya encrucijada! Distintas son las opiniones sobre la posibilidad de estar enamorado de dos personas a la vez, pero mantener una relación con tu pareja y un amante sí es realmente difícil. Con el tiempo, las circunstancias pueden complicarse y no te queda más opción que elegir. Pero… ¿Con quien debes quedarte?

Has sido infiel, algo que está claro con el escenario, pero no vamos a juzgarte ni a hablar sobre inmoralidad. Lo cierto es que estás involucrada en un triángulo amoroso y para no quedarte sola debes seleccionar entre quien cumple con tus necesidades de cariño y comprensión, tu pareja, y la persona que te ofrece momentos de pasión, haciéndote sentir atractiva y deseada.

¿Qué tener en cuenta para decidir entre tu pareja y tu amante?

Elegir a tu pareja parece la alternativa más viable, ya que la comodidad siempre vence el riesgo. ¿Lo amas? Hazte esa pregunta. Y si pese al engaño la relación se mantiene estable, el peso de la historia y el compromiso prevalece más que las “aventuras” con tu amante.

En caso contrario, que la situación sentimental con tu pareja esté tambaleando, apostar por un nuevo amor es una opción que cobra fuerza. Dependerá también del estatus que sostienes con tu amante, ya que los encuentros podrían solo limitarse al sexo, o lo que es peor, que también tenga otra relación.

Otro factor que también debes tomar en cuenta es el tiempo que tardas en elegir. Lo más recomendable es decidir lo más pronto posible por dos motivos: el primero es que que todos pueden sufrir en este triángulo amoroso, incluyéndote.

Y lo segundo precisamente es el riesgo de que tu pareja se entere, pierdas la relación y para el amante hayas sido únicamente un entretenimiento en la cama.

Hay una tercera opción: tú misma

Probablemente ni lo hayas pensado, pero en algunas ocasiones termina siendo la elección más sensata. Tener que decidir por dos hombres para cubrir tus necesidades te resta independencia y la oportunidad de amarte a ti misma.

Según el psicoterapeuta venezolano Carlos Fraga, el triángulo amoroso es un comportamiento que se paga. “Y no con castigos de vida, porque no estoy hablando del karma, ni diciéndote que a ti te va pasar lo mismo, sino a la pérdida de la paz, porque permaneces en zozobra sabiendo que alguien está siendo irrespetado por ti”, explicó.

“Amar a dos personas a la vez y mantenerse en ese juego es una acción muy peligrosa. ¿Y sabes lo que va a pasar? Que al final vas a perder la capacidad de amar y de comprometerte, vas a perder tu transparencia”, añadió el especialista.

Quizás lo que necesitas en todo este enredo sentimental es estar sola, de modo que puedas descubrirte mejor, soltar el peso de la infidelidad y comenzar de nuevo con una persona que llene por completo tus expectativas.

Además, te servirá para meditar sobre cuáles fueron los errores de la relación con tu pareja que te incitaron a caer en los brazos de otro hombre.

Mi pareja o mi amante
La constante infidelidad puede llevarte a perder la capacidad de amar y comprometerte. Foto: Freepik

En esta nota

problemas de pareja

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain