Por qué no hay que ser tan sinceros con la pareja en la cama

Si queremos conversar con nuestros esposos o novios sobre algún punto sobre su desenvolvimiento en el sexo, es necesario hacerlo con tacto y de forma positiva, eso de tanta sinceridad podría arruinarlo

pareja satisfecha en la cama

Ser tan sinceros sobre el sexo puede ser un error. / Foto: Way Home Studio - Freepik.

Eso de ser tan sinceros con nuestras parejas hay que comenzar a evaluarlo mejor, y más si se trata de sexo. Aunque la sinceridad es fundamental para tener una mejor relación, expresar nuestros sentimientos sin pensarlo bien, sin ningún tipo de filtro, podría ocasionarnos muchos problemas. Antes de decir algo, debemos evaluar si vale la pena hacerlo.

Si bien es muy saludable para una pareja hablar de sexo, y conversar sobre lo que nos gusta o no, hay que saber decirlo.

“Si queremos expresar algo en el terreno íntimo, lo primero es tener claro que debe plantearse en un tono positivo, que no puede haber un comentario negativo y que debería hacerse una sugerencia positiva. Si algo no conseguimos expresarlo en positivo, quizá no sea necesario decirlo”, señala el portal La Vanguardia en su sección Lalcoba.

Por otro lado, en ocasiones no hace falta expresar verbalmente lo que opinamos o sentimos, refiere el portal. “La comunicación es muy necesaria, por supuesto, pero hay muchas formas de comunicarse además de la verbal. En el sexo podemos guiar, podemos proponer, etcétera. Y quizás así la otra parte ya estará entendiendo el mensaje de que algo no gusta o de que preferimos otra cosa”.

Otra idea importante a combatir es la de saber hacer o tener buen sexo o ser bueno en la cama. Ninguno de estos conceptos existe, porque nadie es bueno ni malo, sino que dependiendo de con quién se esté habrá una sensación u otra, señala La Vanguardia.

“Si encajamos en los gustos y en las prácticas con la otra persona, la sexualidad será maravillosa. Y si no, quizás esa vivencia no sea de las mejores, pero no significa que no se pueda trabajar ni provocar acoplamiento con la experiencia. Por tanto, debes mejorar X cosa o aprender X otra son planteamientos que no deberían hacerse en el ámbito de la sexualidad”.

Nunca hables de tu pasado en la cama

Según refiere La Vanguardia, lo más negativo en torno a esa sinceridad en la cama es hablar sobre tus experiencias previas.

“Por supuesto que podemos expresar lo que se ha vivido, nuestro pasado sexual, pero siempre de un modo general, trasladando la idea pero sin entrar en los detalles, valorando además si esa información es útil y válida o no. Y más si lo que estamos expresando es algo positivo del pasado que puede generar inseguridad o malestar en la pareja actual”.

En esta nota

problemas de pareja

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain