6 cosas que no te daba miedo hacer antes de la pandemia y ahora sí

A un año de que la Organización Mundial de la Salud declaró la enfermedad de COVID-19 como pandemia, retomar una vida “normal” conforme avanza la vacunación puede no ser tan fácil

ansiedad covid

Una de las secuelas de la pandemia puede ser la ansiedad en muchos sentidos. / Foto: Shutterstock

Hace un año que el coronavirus está entre nosotros. La Organización Mundial de la Salud declaró pandemia a la enfermedad de COVID-19 el 11 de marzo de 2020 y desde entonces el virus ha cambiado mucho nuestra vida. Y aunque el mundo cuenta ya con vacunas que prometen regresarnos algo de “normalidad” a corto plazo, seguramente habrá cosas que no te daba miedo hacer antes de la pandemia y ahora sí, en especial si has sufrido ansiedad, trastornos obsesivos-compulsivos o traumas durante este periodo.

Aniversario de la pandemia

Qué buenas noticias hay sobre el COVID-19 a un año de que inició la pandemia

¿Qué nos causará ansiedad?

Después de tantos meses de confinamiento parcial o total -si has seguido las instrucciones de las autoridades-, y de presenciar cómo la enfermedad cobró vidas en todo el mundo y a veces en nuestro círculo más cercano, es probable que la idea de volver a la “normalidad” no sea tan fácil para algunas personas.

“Lo que era familiar ya no parece tan familiar. Desde hace casi un año, hemos recibido mensajes de no estar con los demás, de estar distantes”, explicó Lynn Bufka, de la Asociación Estadounidense de Psicología, a CNN. Así que algunas actividades que realizábamos naturalmente antes de la pandemia podrían representar todo un reto en la vida post-pandemia.

Compartir el espacio con una multitud

1
transporte covid
Foto: Unsplash

Los eventos multitudinarios fueron suspendidos hace prácticamente un año. Y aunque falta mucho para que podamos asistir a un gran concierto o a un congreso lleno de gente, quizá no te sientas cómodo en el transporte público o en la fila del supermercado, mucho menos en un aeropuerto. Los expertos aconsejan usar una bolsa de compras, un carrito o incluso los codos para crear espacio ente tú y la multitud. Además pensar que la situación durará solamente unos minutos también puede ayudar.

Abrazar y dar la mano

2

Quizá después de la pandemia dar la mano y abrazar a las personas extrañas sean prácticas en desuso. Si sientes ansiedad en una situación en la que deberías darle la mano a alguien, como cuando lo conoces por primera vez, puedes simplemente agitar la mano en señal de saludo y explicar en breve cómo te sientes. Para nadie será extraña la sensación cuando todo el mundo ha vivido la pandemia y sus consecuencias.

Iniciar una nueva relación

3

Los tiempos cambian y particularmente después de la pandemia muy probablemente las primeras citas pasarán del “¿estudias o trabajas?” al “¿ya te vacunaste?” Especialmente si buscas una relación seria, tratar temas como lo que piensan sobre la vacuna de COVID-19, sobre cómo sobrellevaron la pandemia y cómo el coronavirus afectó su vida son asuntos de mucha importancia a la hora de conocer a alguien.

Establecer contacto visual

4

Si sólo has tenido contacto presencial con la familia que habita en tu casa quizá cuando salgas de nuevo te sea más difícil establecer contacto visual con los extraños. Los expertos señalan que si esto te ocurre, te esfuerces por mirar a los ojos a los demás y generar una pequeña sonrisa; de esta manera establecerás un vínculo con el otro que, probablemente, también tenga problemas para mirar a los ojos.

Acudir a un spa

5

Llegar a un lugar de masaje y spa buscando un poco de relajación puede significar exactamente lo contrario cuando la pandemia pase. Para muchas personas desnudarse y recostarse en una plancha de uso común o meterse a un jacuzzi puede no ser una buena idea. Infórmate bien sobre las medidas de prevención e higiene que siguen los establecimientos y si no te sientes cómodo, déjalo para un mejor momento.

Regresar a la oficina

6
trabajo covid
Foto: Pixabay

Aunque muchas empresas han decidido dejar a sus filas en casa por tiempo indefinido, otras requieren que sus empleados regresen a sus puestos de trabajo. Después de un año de trabajar a distancia y resolver todo remotamente es probable que te sientas ansioso por el regreso a la oficina, por mantener tu salud y por recobrar una rutina. Lo más importante es que estés consciente de que el trago será difícil y lento, pero poco a poco pasará. Asegúrate de llevar siempre mascarilla, incluso un par de repuesto, y desinfectante de manos para cuidarte de contagios.

En esta nota

coronavirus

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain