Día de San Patricio: Cómo se come el pan de soda irlandés

En rodajas, untando otros ingredientes o incluso como contorno de otros platillos, el pan de soda irlandés es un alimento multifacético

pan de soda irlandés

Gracias a su aspecto crujiente, el pan de soda se disfruta mucho más si está recién salido del horno. Foto: Pixabay

Si quieres celebrar el día de San Patricio cumpliendo con las tradiciones, en tu mesa no debe faltar el característico pan de soda irlandés. Este alimento se puede disfrutar en cualquier momento del año pero se vuelve especial en esta festividad.

El pan de soda, que entre sus particularidades lleva bicarbonato de sodio en lugar de levadura, posee un delicioso sabor que encanta a adultos y niños. Algunos lo saborean con mantequilla en el desayuno y otros lo prefieren con mermelada. Además, es perfecto para acompañar una comida más elaborada.

De acuerdo al portal Bread Slices, el tradicional alimento data de 1840, “fecha en la que el bicarbonato sódico comenzó a comercializarse en Irlanda”. Otra teoría, aunque cuestionada, señala que la cruz que se marca en el medio del pan antes de hornearse era para ahuyentar demonios. Sin embargo, también sería una técnica de cocción para que el aire circule y aumente de tamaño.

¿Cómo se puede comer el pan de soda irlandés?

1) Se sirve caliente

Aunque a temperatura ambiente también es exquisito, nada como un pan de soda recién sacado del horno. Por esta razón algunos prefieren hacerlo en casa en lugar de comprarlo. Mientras más fresco se sirva mucho mejor.

Al estar calientico se siente más crujiente y con una textura gruesa. Esto le imprime un mejor sabor para que puedas disfrutarlo.

2) Córtalo en rodajas

Tradicionalmente el pan de soda irlandés se pone en la mesa en rodajas, tratando de que las porciones sean un poco gruesas para que este no se desmenuce. Ya que solo es una costumbre, puedes trocearlo a tu modo.

pan de soda irlandés
Pan de soda irlandés elaborado con arándanos. Foto: Freepik

3) Úntale mantequilla

El pan de soda irlandés es perfecto para desayunar en el día de San Patricio. Si lo cortas en rodajas, puedes untarle una capa de mantequilla por encima y calentarlo para que se derrita.

4) Con mermelada es delicioso

Otra manera muy común de degustar el pan de soda irlandés es con mermeladas cítricas. Puedes elaborarlas en casas o comprarlas en el mercado para obtener la exquisita combinación.

Si el pan no está caliente, puedes tostarlo un poco en el horno antes de añadir la mermelada. También funciona con la mantequilla.

5) Con tu guiso preferido

El guiso de res y cebada cocinado a fuego lento es uno de los más tradicionales para acompañar el pan de soda irlandés. Sin embargo, puedes degustarlo con tu guiso favorito.

pan de soda irlandés
Carne de res guisada con papas y zanahoras, un platillo perfecto junto al pan de soda irlandés. Foto: Freepik

6) Prepárate un sándwich

Y otra forma de comer el pan de soda irlandés es en forma de sándwich. Debido a que su sabor combina con cualquier relleno, puedes prepararlo a tu gusto, con queso crema, jamón y queso, tocino frito o chucrut, entre otros ingredientes.

Debido a que es fácil de desmigajarse, antes de preparar el sándwich tuesta las rodajas en el horno. Además de compactarse, te lo comerás caliente.

¿Y cómo se debe guardar el pan de soda?

Si no lo has consumido por completo, el alimento puede mantenerse fresco para la próxima vez que vayas a comer. La mejor opción es almacenarlo en un recipiente hermético.

Otra alternativa es cubrirlo totalmente con film de plástico sobre un plato o bol.

En esta nota

dieta saludable

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain