Además de hacer dietas, qué costumbres debes cambiar para perder peso

Existen una serie de malos hábitos como no beber suficiente agua, desvelarte, saltarte las comidas y pasar mucho tiempo sentado, que te impedirán bajar esos kilos de más si no los comienzas a cambiar

No tomar agua, es un hábito que no te ayudará a perder peso. / Foto: Freepik.

No tomar agua, es un hábito que no te ayudará a perder peso. / Foto: Freepik.

Una dieta saludable acompañada de ejercicios es fundamental para bajar de peso; no obstante, existen ciertos hábitos que debemos identificar y cambiar para poder lograr nuestro objetivo y no volver a subir esos kilos de más.

De nada sirve ser tan estricto con nosotros mismos para bajar de peso, si no cambiamos algunas malas costumbres -que no nos ayudan a vernos y sentirnos saludables-, por otras mejores, como tomar más agua en lugar de otras bebidas que por lo general contienen muchas calorías; o dormir nuestras 7 u 8 horas en vez de trasnocharnos más de la cuenta.

El portal GQ publicó cinco malas costumbres que decidimos compartir contigo para perder peso y no recuperarlo más.

No tomar agua

1

Según estudios publicados por los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos, las personas que toman agua antes del desayuno, consumen menos calorías que quienes no lo hacen. El agua no tiene calorías y ayuda al funcionamiento apropiado del cuerpo, además de que impulsa la digestión después de una comida, y ayuda a absorber los nutrientes, refiere el portal GQ.

Aquí el problema no es tanto la falta de agua, sino que esta se reemplaza por otras bebidas como refrescos, los cuales suelen tener altos niveles de calorías.

No dormir lo suficiente

2

Varios estudios señalan que la falta de sueño tiene un fuerte vínculo con el incremento de peso, lo cual se puede deber a cambios hormonales, problemas con el metabolismo, además de que el cansancio elimina la motivación para ejercitarse, apunta el portal GQ.

Mucho tiempo sentado

3

Estudios han demostrado que las personas que pasan mucho tiempo sentadas no compensan esas horas haciendo ejercicio; por lo que si es tu caso, la recomendación es cada cierto tiempo levantarte y hacer algo de ejercicios al día. 

Saltarte las comidas

4

Un estudio publicado en el American Journal of Epidemiology, entre otros, encontraron que las personas que se saltan el desayuno son más propensos a subir de peso o sufrir de obesidad. Esto debido a los problemas metabólicos que pueden surgir por la falta de nutrición, señala el portal GQ

Comer muy rápido

5

El estómago tarda 20 minutos en “decirle” al cerebro que estas lleno, lo cual significa que cada comida debería tomar al menos ese tiempo en terminar, refiere el portal GQ.

Un estudio de la Universidad de Rhode Island encontró que las personas que comen despacio ingieren menos alimentos que las que lo hacen rápido; entonces, si comes rápido puede que termines comiendo más de lo que necesitas, así que trata de reducir el tiempo o establecer bien tus alimentos durante una comida.

En esta nota

dieta saludable

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain