Por qué una dieta personalizada puede ayudarte a mantener el peso y la salud mental

Investigadores de las universidades de Binghamton y Estatal de Nueva York hallaron que los regímenes dietéticos y estilos de vida deben personalizarse en grupos de edades y sexo biológico para mejorar el bienestar mental y el peso saludable de las personas adultas

La dieta de la mujer afecta su salud mental. / Foto: Prostooleh - Freepik.

La dieta de la mujer afecta su salud mental. / Foto: Prostooleh - Freepik.

Las dietas personalizadas y los cambios en el estilo de vida son claves para mantener el peso y tener una mejor la salud mental, reveló un nuevo estudio dirigido por investigadores de las universidades de Binghamton y Estatal de Nueva York y publicado por la revista Nutrients.

No existe una dieta saludable que funcione para todos; ni hay una solución por igual, resaltó Lina Begdache, dietista certificada y profesora asistente de Estudios de Salud y Bienestar de la Universidad de Binghamton y coautora del nuevo artículo científico.

“Necesitamos considerar cambios en la dieta y el estilo de vida basados en diferentes grupos de edad y género”, apuntó la investigadora y dietista.

La investigación y sus resultados

Begdache y su equipo de investigación realizaron una encuesta en línea para analizar el consumo de alimentos, las prácticas dietéticas, de ejercicio y otros factores del estilo de vida en adultos jóvenes entre 18 y 29 años de edad; y adultos con edades entre 30 o más años.

Durante cinco años, entre 2014 y 2019, más de 2,600 personas completaron el cuestionario después de responder a publicaciones en las redes sociales que anunciaban la encuesta.

El equipo de investigadores recopiló datos en diferentes momentos y, entre algunos resultados, halló que la ansiedad y depresión inciden en las pautas dietéticas y el estilo de vida de las personas adultas.

Igualmente, encontró que los enfoques dietéticos y de estilo de vida deben personalizarse en edades y sexo biológico para mejorar el bienestar mental y mantener un peso saludable.

A continuación las recomendaciones de los investigadores publicadas en la revista Nutrients:

  • Los enfoques dietéticos y de estilo de vida significativos para mejorar el bienestar mental entre las mujeres jóvenes incluyen el consumo diario de desayuno, la frecuencia de ejercicio moderada a alta, la ingesta baja de cafeína y la abstinencia de la comida rápida.
  • El enfoque dietético y de estilo de vida para mejorar el bienestar mental entre las mujeres maduras incluye el ejercicio diario y el desayuno, así como una alta ingesta de frutas con un consumo limitado de cafeína
  • Para mejorar el bienestar mental de los hombres jóvenes, los enfoques dietéticos y de estilo de vida incluyen ejercicio frecuente, consumo moderado de lácteos, alto consumo de carne, así como baja ingesta de cafeína y abstinencia de comida rápida.
  • Los enfoques dietéticos para mejorar el bienestar mental entre los hombres maduros incluyen una ingesta moderada de nueces.

Más resultados

Begdache y su equipo dividieron a los encuestados en dos grupos de edad porque el desarrollo del cerebro humano continúa hasta finales de los 20 años. Para los adultos jóvenes de ambos sexos, la calidad de la dieta parece tener un impacto en el desarrollo del cerebro.

“Los adultos jóvenes todavía están formando nuevas conexiones entre las células cerebrales y construyendo estructuras; por lo tanto, necesitan más energía y nutrientes para hacer eso”, apuntó Begdache.

Como resultado, los adultos jóvenes que consumen una dieta de mala calidad y experimentan deficiencias nutricionales pueden sufrir un mayor grado de angustia mental.

La edad también es la razón por la que el alto consumo de cafeína se asoció con angustia mental tanto en hombres como en mujeres jóvenes.

“La cafeína es metabolizada por la misma enzima que metaboliza las hormonas sexuales testosterona y estrógeno, y los adultos jóvenes tienen altos niveles de estas hormonas”, indicó Begdache.

“Cuando los hombres y mujeres jóvenes consumen altos niveles de cafeína, permanece en su sistema durante mucho tiempo y sigue estimulando el sistema nervioso, lo que aumenta el estrés y eventualmente conduce a la ansiedad”.


El equipo también dividió a los encuestados según el sexo biológico, debido a que la morfología y la conectividad del cerebro difieren entre hombres y mujeres. El cerebro masculino está “conectado” para permitir la percepción y la coordinación, mientras que el cerebro femenino está diseñado para respaldar el análisis y la intuición.

Begdache y su equipo creen que estas diferencias pueden influir en las necesidades nutricionales. “He descubierto en mis múltiples estudios hasta ahora, que los hombres tienen menos probabilidades de verse afectados por la dieta que las mujeres”, dijo.

“Mientras consuman una dieta ligeramente saludable, tendrán un buen bienestar mental. Es solo cuando consumen principalmente comida rápida que comenzamos a ver angustia mental”, agregó la investigadora y dietista.

“Las mujeres, por otro lado, realmente necesitan consumir una cantidad variada y completa de alimentos saludables y hacer ejercicio para tener un bienestar mental positivo”, apuntó. “Estas dos cosas son importantes para el bienestar mental de las mujeres de todos los grupos de edad”, añadió.

Según Begdache, las recomendaciones actuales para la ingesta de alimentos se basan todas en la salud física no hay recomendaciones para la salud mental; por lo que espera que eso cambie, y que su trabajo desempeñe un papel en la realización de esos cambios, refiere el portal Hindustan Times.

“Espero ver a más personas investigando en esta área y publicando sobre la personalización de una dieta basada en la edad y el género”, dijo.

En esta nota

dieta saludable

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain