Cómo evitar que tu perro orine dentro de la casa

Aunque decidimos castigarlos, la realidad es que olvidamos que requieren aprender hábitos que no sabemos cómo inculcar

educar a un perro

Foto: Pexels

Te diriges hasta la sala de tu hogar y tu perro te recibe con el típico charquito, quizás en un sitio distinto y más o menos abundante. Nuevamente toca limpiar, mientras te preguntas cómo hacer para que no orine dentro de la casa.

Aunque a nuestra mascota la calificamos como un miembro más de la familia, optamos por castigarla, restringirle libertades o aplicar métodos que no son correctos. Realmente olvidamos que requieren aprender ciertos hábitos los cuales no sabemos inculcarlos.

Para evitar que tu perro se orine dentro de la casa, lo primero que debes entender es por qué lo hace. ¿Crees que es por maldad? No, no y tres veces no. Cuando es un cachorro sencillamente no ha aprendido a controlar sus momentos para deponer.

En el caso de un canino adulto, la situación varía. Lo más común es que presente su instinto de marcar territorio, el cual es el motivo que debes abordar de inmediato. El nerviosismo, estrés o ansiedad son otros factores más delicados que también necesitan tratarse.

Olvida los discursos… no te entenderá

Explicarle durante varios minutos que la alfombra es nueva o intocable no es un recurso que te ayudará en la tarea. Tampoco necesitas palmearlo con ese palo de goma mientras observa su orina.

La mejor técnica para transmitirles tu enojo, según el portal Mis Animales, es ignorarlo por un corto tiempo. De este modo comprenderá que estás enfadado y que tuvo un mal comportamiento. También puedes decirles “NO”, en una sola palabra, que sonoramente les indique la mala acción que acaban de cometer.

Y cuando aprendan a orinar fuera de la casa o en un área seleccionada, debes premiarlo con alguna galleta o caricias. Así relacionará la buena acción con recibir un regalo.

educar a un perro
Los caninos relacionan por instinto las buenas conductas con pequeños premios. Foto: Pexels

3 consejos para evitar que tu perro orine dentro de la casa

Lo principal es la paciencia. Criar y educar a un canino no es tarea fácil, requiere de tiempo, dedicación y mucho amor. También debes saber que, al igual que las personas, cada animal aprende a su propio ritmo.

Un perro no orina “siguiendo una lógica o razonamiento”, simplemente ven el sitio que les parece adecuado, aplican su olfato y descargan. Pero hay algunas técnicas que te ayudarán a convertirlo ese “mejor amigo del hombre”.

1) Usa una caja de transporte en su llegada a casa

Es común que tan solo abrimos la puerta y comienzan a explorar cada rincón de la casa, pero no es una opción recomendable, ya que van a orinar apenas entren o al cabo de unos minutos.

Lo mejor es utilizar una caja de transporte o una correa corta, de modo que permanezca muy cerca de ti. La idea de esta técnica es enseñarlo a que debe esperar salir de la casa para orinar.

Trata de que la caja sea lo suficientemente grande, dependiendo de su tamaño, para que pueda moverse, darse vuelta y acostarse.

educar a un perro
La expresión de un perro al que sueltas un discurso que simplemente no logra entender. Foto: Pexels

2) Un área permitida

Si no estás en casa, no tienes tiempo para sacarlo a pasear y tampoco mantienes un patio, el único remedio es orine dentro de la casa. Sin embargo, esto debe ser en un área permitida que selecciones.

¿Y cómo lograrlo? Toma unas gotas de su orina y rocíalas en el sitio donde deseas que haga sus necesidades. Por instinto, esto le estimulará en una próxima ocasión. Probablemente debas repetir el proceso varias veces, pero paciencia, vas por buen camino.

Con el tiempo puedes colocar papel periódico, tradicionalmente empleado, para que la orina no se exponga directamente en el suelo de tu hogar.

educar a un perro
Cuando sienten comodidad en un sitio es difícil, y hasta cruel, separarlos del lugar. Foto: Pexels

3) Vigílalo luego de alguna actividad específica

Sobre todo en el caso de los cachorros. Luego de comer, dormir o correr, es casi seguro que tu perro sentirá la necesidad de orinar, por lo que allí es cuando debes vigilarlo al menos unos 15 minutos.

Presta mucha atención, porque si notas que olfatea el suelo ya está buscando un espacio para orinar. Aprovecha ese momento de ubicar la orina en el el “área permitida” o de sacarlo al patio.

En esta nota

limpieza del hogar

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Te puede interesar

Enlaces patrocinados por Outbrain