Lo dice una maestra: 6 errores que los padres siguen cometiendo en las clases virtuales de sus hijos

Las aulas online han sido todo un reto para los padres e hijos, así como para los educadores

clases virtuales

La compañía de los representantes durante las clases ha llegado a ser desventajosa. Foto: Freepik

Hace casi un año el mundo fue decretado en pandemia. Las clases virtuales representaron una medida que las escuelas e instituciones académicas optaron desde mediados de 2020 para que los niños y adolescentes cumplieran con sus estudios.

Las aulas online han sido todo un reto para los padres e hijos, así como para los maestros. Y aunque se cree que ya le han tomado el ritmo, la verdad es que tienen varios meses en adaptación, con aciertos y errores que se continúan cometiendo.

El portal PureWow conversó con una profesora de Manhattan, quién analizó y enumeró aquellas faltas que los representas siguen incurriendo durante las materias.

El 21 de enero de 2020 se confirmó el primer caso de Coronavirus en Estados Unidos, lo que abriría paso a una pandemia donde todos han debido acoplarse a una “nueva normalidad”. Esto incluye las imparticiones académicas, que ya son una aventura de anécdotas.

6 errores que los padres siguen cometiendo en las clases virtuales

1) Soplar las respuestas a sus hijos

Esta es la preocupación más grande de la maestra y sus colegas. Los adultos no dejan de transmitir las respuestas al estudiante, en distintas estrategias. A veces con susurros o con señas, pero con una metodología que llega al descaro.

Además de ser irrespetuoso para los profesores, es deshonesto para chicos e interfiere en su educación. No lo están ayudando, todo lo contrario.

clases virtuales
Los adolescentes también se han adaptado a un método de enseñanza sin uniforme, compañeros de clase y nuevos horarios. Foto: Unsplash

2) Irrespetar la clase hablando

Los padres deben saber que, si sus hijos están en una clase virtual, deben otorgar el respeto que esta se merece. Conversaciones de fondo y otras distracciones son los factores de los que se han quejado los maestros.

Algunos en plena clase, por ejemplo, le preguntan al niño qué desea almorzar o conversan con otra persona en la misma habitación donde se produce la educación online. ¡Es frustrante!

3) Distraer a sus hijos y al resto de la clase

Golpes de puertas, utensilios de cocina o quizás el papá que decidió hacer de carpintero en plena clase virtual. “¡Por favor, deje de golpear ollas y sartenes mientras la clase de su hijo está en sesión!”, pidió la maestra entrevistada.

Los padres son los responsables de que el ambiente de estudio de su hijo sea el más óptimo posible.

4) Interrumpir las clases con preguntas

Si un representante necesita hacer una consulta, sobre alguna asignación o de cualquier tipo, no debe ser durante la impartición. Para eso cada profesor divide sus horarios. Pueden enviarle un correo electrónico y así resolver las dudas.

clases virtuales
Los niños necesitan recibir las comodidades para que su impartición online sea amena. Foto: Unsplash

5) Contradecir al maestro

¡Fatal! “Por favor, no me citen de forma pasiva y agresiva mientras expresan sus quejas en las conferencias de padres y maestros una semana después”, pidió la educadora. Los padres están para supervisar a sus hijos en clases, no al maestro.

Deben enfocarse en el aprendizaje del niño o adolescente, no en la manera cómo el maestro les está enseñando, muchos menos pretender explicarle cómo hacerlo, ya que ellos son los profesionales.

6) Estar desvestidos en plena clase

Lo más insólito que sigue ocurriendo. Es lógico que mientras transcurre la clase virtual todos deben estar vestidos.

Es muy bochornoso que en la pantalla de todos aparezcan sin camisa. Y no trate de disculparse frente a todos, eso lo empeora. Solo busque evitarlo.

En esta nota

confinamiento crianza de los hijos

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain