Cómo preparar helado en casa más saludable y con menos azúcar

Con esta receta tan sencilla que puedes hacer en casa te asegurarás de la cantidad de endulzante que comerás, además de tener suficiente para toda la familia

Haz tu mismo tus postres en casa. / Foto: Unsplash

Haz tu mismo tus postres en casa. / Foto: Unsplash

Los alimentos preparados en industrias siempre tendrán añadidos de azúcar mucho mayores a los hechos en casa, es por ello que queremos compartir contigo una receta casera de helado de mantecado, para que además de que puedas hacerla tu misma, no te pases de las cantidades de este tipo de endulzante.

Helado de mantecado casero

Ingredientes

  • 6 yemas de huevo.
  • 1 litro o 4 tazas de leche de cartón.
  • 300 gramos o dos tazas de azúcar pulverizada.
  • 2 tazas de crema de leche para batir.
  • 1 cucharadita de estabilizante.
  • 1 cucharada de ron.
  • 1 cucharadita de mantecado.

Preparación

Primero bata las yemas de huevo con el ron utilizando la batidora eléctrica hasta que queden blancas y pierdan el olor; y agregue el azúcar pulverizada cernida previamente y mezclada con el estabilizante. Debe continuar batiendo.

A parte, ponga a hervir la leche y al estar lista, añádala poco apoco a la mezcla anterior, sin dejar de batir.

Luego pase esta preparación nuevamente a la olla y colóquela a fuego lento removiendo constantemente con una paleta de madera.

Al comenzar a hervir, retire del fuego y colóquela nuevamente en el bol y este a su vez dentro de un envase de hielo y agua. Bata con batidora eléctrica hasta que enfríe y espese.

Por separado, cuando esté fría la mezcla, bata la crema de leche hasta que dé punto de pico e incorpórela en forma envolvente a la preparación anterior.

Coloque la mezcla en un envase de aluminio con tapa; golpee para sacarle el aire, agregue la esencia de mantecado y lleve al congelador por 6 a 8 horas.

Con esta misma receta de helado de mantecado, podemos preparar helado de ron con pasas, cambiando la esencia y agregando ½ taza de pasitas previamente remojadas con ron; helado de coco, sustituyendo la esencia y cuando esté cuajado, agregando coco seco rallado; helado de café, agregando a la leche cuando esté hirviendo dos cucharadas de café instantáneo; y helado con chispas de chocolate, colocando al helado cuajado chocolate en gotas.

¿Por qué cuando el helado se derrite no vuelve a tener su textura cremosa al volver a congelar?

La respuesta a esta pregunta está relacionada con los componentes del helado y la forma cómo se prepara, refiere la publicación ECiencia.

El helado es una emulsión,una combinación de dos sustancias que normalmente no se mezclan como la grasa, que en este caso es la crema de leche, y el agua.

El primer paso para la preparación del helado es mezclar estos dos elementos para obtener una mezcla homogénea, luego se somete a un proceso de enfriamiento muy lento que produce pequeños glóbulos de grasa. Esto sucede porque la grasa se congela antes que el agua.

Luego se bate con mucha energía y se congela, formándose cristales de agua e incorporándose durante el batido millones de burbujas de aire que quedan atrapadas en la mezcla de cristales de agua y grasa congelada.

Cuando sacas el helado del congelador, esos pequeños cristales de hielo se derriten y las burbujas de aires desaparecen.

Si vuelves a congelar el helado no volverá nunca a tener la misma textura porque perdió las burbujas, dejará de ser cremoso, se pondrá más duro y tendrá trozos de hielo.

En esta nota

elimina el azúcar

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain