Aprende a restaurar muebles de hierro tú mismo con estos consejos

En sólo 5 sencillos pasos volverás a tenerlos como nuevos

Dale vida a tus muebles de hierro. / Foto: Bill Mackie - Unsplash.

Dale vida a tus muebles de hierro. / Foto: Bill Mackie - Unsplash.

Si supieras lo sencillo y económico que es restaurar un mueble de hierro no se te volvería a ocurrir tirar alguno de nuevo ¿cierto? ¡Pues manos a la obra!, no importa si es de exterior o de interior, vamos a darle vida otra vez a esa mesita, silla o cama que tanto te gusta.

Sólo necesitarás comprar algunos utensilios para su lijado, pintura para sacarle el máximo de brillo y, por supuesto, seguir leyendo estos consejos que te da la publicación Trucos para la casa, para que aprendas a restaurar y sacarle el lado más hermoso a esas antigüedades que tienes guardadas en un rincón de tu hogar.

Necesitarás

  • Un cepillo de alambre.
  • Papel de lija
  • Una brocha para pintar muebles
  • Desoxidante líquido concentrado
  • Antioxidante minio de plomo
  • Pintura especial para hierro y metales

5 sencillos pasos para restaurar tus muebles de hierro que están oxidados

  1. Frota bien, con un cepillo de alambre, toda la parte del óxido que se encuentra en tu mueble hasta que desaparezca.
  2. Si quieres que quede más liso, repasa todo el mueble con papel de lija muy fino.
  3. Aplica el antioxidante con la brocha, y déjalo secar un par de días.
  4. Píntalo y espera que seque unas horas.
  5. Lija los posibles rugosidades y dale otra mano.

En caso de rotura, toma nota sobre lo que puedes hacer

Si se ha roto un trozo pequeño de hierro, de una silla por ejemplo, puedes pegarlo en casa; pero antes deberás asegurarte primero de que las dos partes están limpias y encajan.

Utiliza pegamento especial para metal; junta los dos fragmentos y presiona.

Mantén presionadas las piezas unos segundos. Si es posible, sujeta las dos partes con gomas elásticas para ayudar a que se peguen del todo. Déjalo secar un día en un lugar soleado.

Cómo cuidar los muebles de interior y de exterior

Muebles de interior

Si son muebles de interior, para limpiarlos usa un paño húmedo. Si están muy sucios, frótalos con un cepillo de alambre insistiendo en los rincones. En las zonas difíciles también puedes usar un algodón empapado en desoxidante. Luego sécalos con un trapo para quitarles toda la humedad.

Muebles de exterior

Si son muebles de hierro pintado, procura no golpearlos. La pintura puede saltar y el hierro se oxidaría.

Asimismo, para su cuidado, lo ideal es que permanezcan en terrazas bien ventiladas. Si la lluvia los moja, colócalos luego al sol o sécalos con una toalla. Si no se secan, acaban oxidándose.

No los dejes en sitios cerrados y húmedos porque la pintura se cuartea.

Para mantenerlos en perfecto estado tienes que pintarlos y revisar si tienen óxido cada año, justo antes del verano.

Igualmente, para alargar la vida de los muebles que sólo usas en verano, guárdalos en fundas de tela. Así evitas que el contacto con el aire los oxide.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain