6 razones saludables por las que debes comerte las semillas de calabaza

Es ideal que las consumas con regularidad para sentir sus efectos

semillas de calabaza

Foto: Pexels

La calabaza tiene una curiosa desventaja y es que para muchos solo es recordada en la temporada de ‘Halloween’,  lo que resta no solo su consumo sino también su comercialización.

Y otro descuido que cometemos con esta nutritiva baya es retirar y botar sus semillas, perdiéndonos de los poderosos beneficios que ofrecen. Esto gracias a su contenido de Omega 3, fibra, grasas saludables y hasta antioxidantes.

Te recomendamos incluirlas de inmediato en tu dieta, que no necesariamente debe ser diaria. Sin embargo es ideal que las consumas con regularidad para sentir sus efectos.

¿Por qué debes comerte las semillas de calabaza?

1) Te relajan y aumentan tu bienestar

En las pequeñas pepitas se encuentran elevadas cantidades de magnesio y triptófano, dos sustancias que actúan directamente en el cerebro para evitar el exceso de estrés y cansancio. También poseen la facultad de estimular tu memoria.

2) Ayudan a perder peso

La fibra eleva la sensación de saciedad, lo que te permite disminuir tus porciones de comida y consumir menos calorías. Y gracias a sus facultades antiestrés reduce los niveles de ansiedad, evitando antojos desmedidos.

semillas de calabaza
Foto: Pixabay

3) Disminuye la inflamación

Las semillas de calabaza poseen Omega 3, una fuente antiinflamatoria ante cualquier enfermedad que produce un estado de inflamación.

En los ciclos menstruales de la mujer ayuda a aliviar el dolor de vientre, ya que impide las contracciones musculares y reacción de los nervios.

El Omega 3, conocido como un ácido graso, también protege tu organismo de enfermedades cardiovasculares y cerebrales.

4) Regula los niveles de azúcar en la sangre

La fibra y el magnesio se unen en las semillas de calabaza para favorecer a los pacientes diabéticos tipo 2, que presentan resistencia ante la insulina.

5) Previene la anemia

Esta enfermedad se caracteriza por la ausencia de hierro en el organismo. Las semillas de calabaza son una gran fuente de este mineral, evitando el riesgo de padecer anemia.

Según explica el portal TuASaúde, las pepitas deben ingerirse junto a otros alimentos que contengan vitamina C, de esta manera “favorece su absorción nivel intestinal”.

semillas de calabaza
Foto: Pexels

6) Mejora la salud de la próstata

El zinc que contienen las semillas de calabaza es fundamental para fortalecer tu sistema inmunológico, favoreciendo además el funcionamiento de la tiroides.

De acuerdo a algunas investigaciones, consumirlas a diario disminuye el riesgo de cáncer en la próstata y los síntomas de la hiperplasia benigna.

¿Y cómo preparar las semillas de calabaza?

  • Extrae todas pepitas, lávalas con agua y déjalas al durante un tiempo para que se sequen.
  • Seguidamente colócalas en una bandeja y llévalas al horno por unos 30 minutos o hasta que se vean doraditas y crujientes. También puedes tostarlas en un sartén.
  • Si deseas un sabor diferente, rocíalas con aceite de oliva, canela o sencillamente sal. Las semillas de calabaza puedes consumirla enteres o trituradas.
semillas de calabaza
Foto: Pexels

En esta nota

bajar de peso dieta saludable

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain