Qué medidas tomar para evitar incendios en el hogar

El agua sofocará siniestros producidos por la quema de telas o madera, mientras que el dióxido de carbono apagará los de origen eléctrico

Un extintor en polvo sirve para cualquier tipo de incendios. / Foto: Freepik

Un extintor en polvo sirve para cualquier tipo de incendios. / Foto: Freepik

Los incendios domésticos, bastante más comunes de lo que podemos imaginar, son un riesgo para la vida de los más pequeños de la familia, y una amenaza latente en nuestro hogar.

No obstante; la mayoría de estos siniestros pueden evitarse fácilmente, debido a que, en un gran porcentaje, son originados por imprudencias como dejar al alcance de los niños los encendedores; o por un fallo del sistema eléctrico de nuestro hogar.

El libro Larousse del Bricolaje expone tres de las causas de estos accidentes y qué podemos hacer para evitarlos:

Cortocircuitos

En Larousse del Bricolaje se plantea que una tercera parte de los incendios domésticos se debe a un fallo de la instalacióneléctrica o a la utilización de aparatos defectuosos; y recomienda desconfiar del mínimo olor a quemado o rastro de humo. Asimismo, señala que si utiliza “enchufes múltiples más allá de la capacidad del circuito eléctrico, multiplica el riesgo de incendio”.

Fuego en los conductos

Los incendios en los conductos de evacuación son frecuentes, “ya sea un hogar cerrado, una estufa de carbón, un calentador de gas o una caldera de calefacción central”, refiere el libro y explica que estos siniestros se originan por la acumulación de hollín, por lo que la manera de evitarse es “limpiando regularmente los aparatos y cumpliendo los calendarios obligatorios de revisión”.

Productos inflamables

El uso de productos explosivos o inflamables, tanto líquidos como disolventes o sólidos son un riesgo para el hogar. “El fuego generado por una mala manipulación de estos productos no debe apagarse con agua, sino con arena, tierra o un extintor para cuerpos grasos”, alerta Larousse del Bricolage.

Equipamiento contra incendios

El Larousse del Bricolaje plantea que los primeros tres minutos de un incendio son decisivos ya sea para controlar el fuego o para huir, y explica la importancia de los detectores de humo y los extintores para actuar rápidamente:

  • Detectores de humo: estos equipos reaccionan emitiendo una señal sonora al mínimo indicio de humo, que siempre precede a las llamas. “Si decide instalar detectores, sepa que cada piso debe tener el suyo. Los aparatos se colocan en el techo, preferentemente en el centro de la habitación, en todos los casos a más de 60cm de las esquinas y a una distancia de al menos 20cm de cualquier obstáculo”.
  • Extintores: La eficacia de los extintores, plantea el libro, dependerá de la rapidez de reacción de las personas. “Es importante tenerlos bien localizados, preferentemente cerca de la cocina y de las habitaciones, lugares estadísticamente más expuestos a sufrir un incendio”. Asimismo, se recomienda escoger extintores de polvo no tóxico avalados con la etiqueta UNE 23-110, dado que pueden apagar fuegos de naturalezas muy diferentes.

Recomendaciones

Si su actividad puede provocar un tipo de fuego característico, prevea un aparato específico para ese fuego: agua para la madera y tela o dióxido de carbono, para los incendios de origen eléctrico.

Los extintores deben revisarse periódicamente, hay que respetar la frecuencia de controles que le indique su aseguradora.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain