¿Por qué dar la teta a los bebés es tan importante para su desarrollo físico y psíquico?

La lactancia es fundamental para que un niño crezca sano

lactancia

La leche materna no puede sustituirse con nada. / Foto: Pexels

Hace unas décadas se pensaba que un bebé debía comer leche de su madre por un máximo de tres meses y cualquier prolongación de este periodo se veía como un mal hábito que afectaría el bienestar de ella y de su hijo. Afortunadamente la Organización Mundial de la Salud ya recomienda mantener la lactancia exclusiva durante al menos seis meses, y extenderla por más de dos años en combinación con otros alimentos para que los niños crezcan y se desarrollen saludablemente.

¿Por qué dar la teta a los bebés es tan importante para su desarrollo físico y psíquico? La pediatra Denise Núñez enlistó algunas de las razones por las que lactar al bebé es fundamental durante los primeros meses de vida y más allá.

Desde el nacimiento

Un bebé debe tener contacto físico con su madre y su teta desde la primera hora de nacido. De esta manera se refuerza el lazo emocional que se ha mantenido durante la gestación entre la mamá y el bebé, y que es fundamental para el buen desarrollo psicológico y emocional de cualquier ser humano.

Sentir el calor y el cuerpo maternos ayuda al bebé a sobrellevar mejor el cambio brusco de sus condiciones de vida al pasar del vientre materno a un ambiente exterior totalmente desconocido para él.

Nutricionalmente, la leche materna es rica en vitaminas, proteínas, minerales y anticuerpos que reforzarán el sistema inmunológico del bebé, expuesto ahora a todo tipo de bacterias, virus y patógenos del ambiente. Además, diversas investigaciones han encontrado que el cuerpo de la madre diseña la leche con un equilibrio de nutrientes exclusivo para las necesidades de su bebé.

mama
Foto: Pexels

Algunas otras maravillas de la leche materna

Entre otros beneficios señalados por la experta se encuentran:

  • La leche materna es de fácil digestión.
  • Ayuda al bebé a crecer adecuadamente por su alto valor nutricional.
  • Los bebés lactantes tienen menos probabilidades de padecer leucemia y linfomas.
  • La leche materna contiene propiedades inmunológicas para proteger al bebé de infecciones y alergias.
  • La lactancia mejora el desarrollo cognitivo del bebé durante su infancia y adolescencia.
  • Varias investigaciones revelan que los bebés criados con leche materna tienen una mejor función visual comparados con los alimentados con fórmulas.
  • Estimula la motilidad gastrointestinal y los músculos faciales.
  • La leche materna está fácilmente disponible y es gratuita.

Cuándo no se puede lactar

Si bien tu médico debe evaluar tus condiciones generales de salud durante el periodo de lactancia, son pocas las condiciones en que se desaconseja amamantar al bebé, como cuando se padece VIH, tuberculosis activa, citomegalovirus o se consumen ciertos medicamentos o drogas; o bien, cuando la madre simplemente no desee ejercer la lactancia. Pero si decides lactar, es importante que durante este periodo evites fumar, beber alcohol y consultes con tu médico qué tipo de medicamentos puedes o no consumir.

Recuerda que ningún alimento, ni siquiera una fórmula láctea que presume estar diseñada especialmente para ello, podrá sustituir los beneficios de la leche materna en los primeros años de vida de un niño, así como ninguna otra persona podría brindarle a tu bebé el calor, el amor y el vínculo de mamá.

Más para ti:

En esta nota

embarazo y lactancia

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain