¿Quieres revisar el teléfono de tu pareja? Lo que debes saber ANTES de hacerlo

Todas hemos pasado por ahí

infiel

Si vas a revisar el teléfono de tu pareja, puedes descubrir cosas que no quieres. Foto: Shutterstock

Casi podríamos decir que todas, TODAS hemos pensado lo mismo: tu pareja está bañándose o haciendo cualquier otra cosa y, curiosamente, dejó su celular activo, desbloqueado. Una que va pasando por ahí, mira de reojo la pantalla y sabe que ahí dentro hay todo un mar de mensajes, imágenes y videos para explorar… pero hacerlo puede abrir una caja de Pandora.

¿Quieres revisar el teléfono de tu pareja? Esto es lo que debes saber antes de hacerlo

Quien no se haya encontrado en una escena parecida a la descrita arriba y no haya pensado por un segundo en explorar ese teléfono, que tire la primera piedra.

Se me hizo fácil echar un vistazo al smartphone de mi prometido mientras dormía, pero nunca imaginé el infierno que sería para mí”, narró Mariana. El teléfono estaba desbloqueado, así que ella empezó a explorar. Encontró un chat del hombre con el que se casaría en unos meses con una mujer que parecía demasiado amable con él. Los mensajes se iban poniendo más subidos de tono hasta que finalmente encontró fotos, digamos, sensuales.

“Estaba en shock. No me lo hubiera imaginado del hombre que hacía unos meses me había dado el anillo de compromiso en la playa. Fue tanto mi dolor que decidí salir durante la madrugada a caminar y lloré como nunca”, recuerda la chica de origen mexicano.

Al regresar fue imposible no enfrentarlo: llanto, gritos, ruegos de ambos, una de esas terribles escenas que se ven cuando una relación supuestamente estable, se desmorona. Luego de mucho hablarlo y de muchas lágrimas, Mariana decidió darle otra oportunidad a su novio; después de todo, estaban a punto de casarse y las invitaciones estaban en puerta.

Confianza perdida

A pesar de que en ese momento él borró la conversación y el número de sus contactos, Mariana no se quedó tranquila. Las siguientes semanas se convirtieron en una cacería para checar que él no saliera con alguien más o tuviera otras conversaciones secretas.

Revisar el teléfono
Revisar el teléfono de tu pareja puede abrir una caja de Pandora. Foto: Pixabay

“Traté de revisar todas sus redes sociales, lo visité de sorpresa, lo olía cuando nos veíamos y con mucha vergüenza debo decir que hasta lo espié. Perdió toda mi confianza y fue muy desgastante. Creo que fue un error enterarme de esa manera”, confiesa la chica.

La psicóloga Julia González González le dijo al diario Primera Hora que espiar el celular del otro es un ejercicio recurrente en las parejas, sobre todo, por desconfianza. “Hay quien duda de la honestidad de su pareja porque precisamente, él o ella, no están siendo honestos”, señaló la experta, pues “culturalmente hablando, muchos hispanos creen y aceptan como norma la monogamia. Sin embargo, así mismo la infidelidad es un tema común y a su vez, muchos lo ven ya como algo normal. Sí, en efecto, es una gran contradicción, una muy característica de nuestra cultura”, afirmó.

También hay otros factores como la historia de vida individual, la relación de los padres “o malas experiencias en relaciones anteriores que influyen en nuestras creencias, pensamientos y en nuestra forma de relacionarnos con el otro. Cada uno trae su bagaje”.

Las consecuencias

Claramente, nuestros actos tienen consecuencias y debemos estar listas para enfrentarlas. “Yo actué sin saber lo que me esperaba y tampoco pensé en las consecuencias. No quiero decir que me hubiera gustado permanecer con alguien que me engañaba y hacerme la ciega, quiero decir que si mi prometido me engañaba tarde o temprano la verdad habría salido a relucir sin que yo hubiera tenido que perder el tiempo sufriendo en busca de pruebas de algo que ya sabía que existía. Tampoco hubiera tenido que sacrificar mi dignidad”, resume Mariana.

Participa

¿Le has revisado el teléfono a tu pareja alguna vez?

Por cierto, ella canceló su compromiso a pesar de que los preparativos para la boda estaban ya avanzados, y aunque fue duro pasar por toda esa vorágine de pensamientos, sentimientos y enfrentar la noticia con sus amigos y familiares, hoy está en una nueva relación. “A pesar de que no fue la mejor manera de enterarme de su infidelidad, creo que tomé la mejor decisión al no casarme con él. Fue tan desgastante todo el proceso que hoy pienso que de todos modos me hubiera enterado sin necesidad de hacer todo lo que hice”, concluye.

La experta recomienda

González dio a la publicación algunas recomendaciones cuando una de las partes en la pareja experimenta la necesidad de revisar el teléfono del otro.

  • Habla abiertamente con tu pareja de cómo te sientes y de los porqués.
  • Establece límites para tu relación y comunícalos. Si hay cosas que no estás dispuesta a aceptar, háblalo.
  • Explora la raíz del problema: celos sin razón aparente, celos con fundamento, desconfianza debido a relaciones pasadas, inseguridad, etcétera.
  • Si el problema es que desconfías de tu pareja, sé honesta con él o con ella y hablen sobre lo que activa esos sentimientos.

De todos modos, la psicóloga desaconseja esta práctica. “La única situación en que se justifica indagar el teléfono de la pareja es una emergencia en la que sea de extrema ayuda buscar algún número o información”, apunta.

En esta nota

infidelidad problemas de pareja

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain