3 métodos para curar el mal de ojo en un bebé

Los trastornos del sueño, problemas digestivos y alergias en la piel son síntomas que afectan a los pequeños

mal de ojo

Foto: Unsplash

El llamado mal de ojo científicamente no representa una enfermedad y tampoco recibe respaldo bajo una teoría. Es una creencia que se define como la descarga de energía negativa que produce efectos nocivos sobre la salud física y mental de una persona.

De acuerdo al portal Estrella Digital, los niños o bebés se ven más afectados desde la parte física y los adultos en lo psicológico. Se explica además que el contagio de esta “energía inmunda” no siempre es hecho con intención, sino por la fuerza en la mirada que posee quien la ha transmitido.

Los bebés e incluso las mascotas son propensas a recibir este tipo de descargas, sobre todo cuando no están rodeados de energía positiva que proviene del amor, la fe y sanos ambientes en el hogar.

En los pequeñitos uno de los síntomas más comunes es la alteración del sueño, ocasionando que el bebé no pueda dormir adecuadamente aun cuando se le han prestado los cuidados correspondientes.

Otro de los efectos recae directamente en el aparato digestivo, presentando diarreas, vómitos y dolores estomacales. Y un síntoma que también se manifiesta por el mal de ojo es el brote o alergias en la piel.

Afortunadamente esta descarga de energía negativa es algo que proviene desde la antigüedad, por lo que ya se han diseñado distintos recursos para eliminarlo. Pero lo más complicado es creer en la superstición y aplicar los métodos.

Rituales y amuletos

1
mal de ojo
El “ojo turco” o “nazar” es un amuleto de origen griego destinado a proteger contra el mal de ojo. Foto: Unsplash

A través de alguien especializado en la materia o por medio de internet se obtienen las indicaciones precisas sobre cómo trabajar sobre el mal de ojo. Algunos de los rituales son rebuscados, y pese a que destacan su efectividad, no siempre lo son.

Uno de los más comunes es el del huevo, que crudo y en su cáscara debe pasarse por todas las zonas afectadas del bebé o bien de los pies a la cabeza. Se cree que este alimento absorbe la energía negativa del cuerpo.

Una vez practicado el ritual debe abrirse y dejar que el contenido caiga sobre agua, esperando que se forme una imagen que un experto en la materia debe analizar.

También existen pulseras, collares, anillos y todo tipo de accesorios diseñados para proteger y quitar el mal de ojo. Estos se obtienen en tiendas de Feng Shui, por ejemplo, que es un sistema filosófico chino.

Visitar a un vidente

2
mal de ojo
Los videntes aplican sus propias técnicas para convocar energías positivas. Foto: Unsplash

Estos personajes aficionados y estudiosos en el tema ofrecen consultas privadas para atender este tipo de casos.

Es comprensible que cuando una madre siente miedo de que el estado de su bebé empeore accede a la visita de un vidente, quien se encarga de accionar todo lo que esté a su alcance para eliminar el mal de ojo y dar información sobre quién pudo ocasionarlo.

Nuestra energía personal

3
mal de ojo
Los bebés rodeados de amor están más protegidos contra las energías negativas. Foto: Unsplash

Es el tercer y más íntimo método para combatir contra el mal de ojo. Las oraciones, afirmaciones, declaraciones y ambientes llenos de luz y energía positiva representan una fuerza que combate directamente contra la negativa creencia.

Un ambiente donde el bebé esté lleno de amor, mascotas alegres, colores, frutas, alabanzas y otros aliados, podría revertir el mal de ojo.

Comúnmente en la familia siempre hay un miembro que se dedica a la brujería y hechicería. Una vez resuelto el problema se debe analizar si antes de que el pequeño comenzara a presentar los síntomas esta persona se le acercó o estuvo de visita en el hogar.

En esta nota

cuidado de bebés

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain