Cómo saber si sufres obesofobia, el miedo intenso a engordar

Dos psicólogas explicaron en qué consiste la obesofobia, cómo saber si lo padeces y cuáles son los puntos clave para escapar de este miedo intenso a engordar. Este tipo de fobia representa una distorsión de la imagen corporal ideal

En qué consiste la obesofobia

La obesofobia puede llevarte a vivir junto a la báscula, contando cada gramo que pierdes o ganas, y cambiando constantemente tus hábitos de alimentación. Crédito: Shutterstock

En su definición más sencilla, como con cualquier otra fobia, la ‘obesofobia’ consiste en el miedo intenso e irracional al hecho de engordar. Aunque no está calificada como un trastorno alimenticio, sí puede causar distorsiones respecto a cuál es la imagen corporal ideal, entre otros “síntomas”, que te ayudarán a identificar si realmente lo padeces o no.

¿Alguna vez te has comido un dulce, quizás un ‘cupcake’, e inmediatamente empiezas a calcular el impacto que causaría en tu cuerpo? Tal vez comienzas a calcular cuántas calorías te comiste o qué vas a hacer ahora para revertir el “desequilibrio” que causaste con ese inocente ponqué (o queque). Incluso sales corriendo a la báscula antes de hacer la digestión.

Ante ese escenario, te aclaramos que la obesofobia no es algo que padecen las personas con obesidad, sino todo lo contrario, aquellas que sienten miedo intenso a engordar y a perder la imagen corporal que tienen. Según la doctora Lidia G. Asensi, psicóloga sanitaria en el centro psicológico Cepsim, desde Madrid, señala que este miedo se basa “en la relación que tienes con la comida”.

Por su parte, la psicóloga Olga Albaladejo Juárez, quien formarte del equipo Top Doctor, dice que si bien este tipo de fobias son más comunes en mujeres adolescentes, realmente son desarrolladas por “personas ansiosas, perfeccionistas y muy exigentes”.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Cómo saber si padeces obesofobia

Ambas expertas coinciden en que uno de los síntomas principales es la completa negación a engordar, que no significa volverse obeso, sino el simple hecho de ganar dos o tres kilos más.

Este miedo intenso te hace vivir en la báscula todos los días, contando cada gramo que pierdes o ganas, y en los casos más severos podría rehusarte a comer, lo cual puede llevarte a sufrir atracones de comida.

Otro signo común para identificar si padeces obesofobia es asociar la delgadez con “belleza y éxito“, por lo que arremeterás contra tu propio cuerpo sin no cumple con las medidas exactas. Arremeter significa que podrías sentirte fea, disconforme y probar todo tipo de dietas sin hallar satisfacción.

La psicóloga Olga Albaladejo agrega que, por si fuese poco, esta fobia te lleva a desarrollar “desprecio hacia personas gordas, ya que te recuerdan aquello que rechazas y te asusta”. El gran problema es que no mides el daño psicológico que podrías ocasionarle a otros por tu obesofobia.

Además de la terapia psicológica, la cual es fundamental para escapar de este miedo irracional, un punto clave es alejarte de todo tipo de influencias que te venden una imagen corporal ideal errónea, además de trucos poco probables para bajar de peso. De hecho, investigadores que analizaron más de 1,000 videos en TikTok explicaron por qué en la red social hay “mucha mala información” sobre perder peso.

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain