Cómo limpiar un lavarropa correctamente y quitar sarro y hongos

Si quieres que tu lavarropa pueda higienizar de manera todo y no deje manchas ni malos olores en ella debes limpiarlo con regularidad, te decimos cómo...

limpiar el lavarropa

Independientemente de si tu lavarropa es de carga frontal o superior, busca un ciclo corto y comiénzalo con agua caliente con la máquina vacía. Necesitarás dos tazas de vinagre blanco y una de bicarbonato de sodio. Crédito: Shutterstock

El mantenimiento, limpieza y desinfección del lavarropa es indispensable para su óptimo funcionamiento y para prolongar su vida útil, ya que cada tanto se acumulan en él indeseable sarro y hongos.

Si quieres que este electrodoméstico pueda higienizar de manera correcta toda tu ropa y no deje manchas ni malos olores en ella debes limpiarlo con cierta regularidad de manera profusa.

Para hacerlo solo necesitarás cosas que fácilmente puedes tener ya en tu casa o que si no no será muy costoso adquirirlo: bicarbonato de sodio y vinagre.

Independientemente de si tu lavarropa es de carga frontal o superior, busca un ciclo corto y comiénzalo con agua caliente con la máquina vacía. Vierte dos tazas de vinagre blanco y una de bicarbonato de sodio.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Deja que la mezcla haga su respectiva efervescencia y que repose con la lavarropa apagada por un lapso de 30 minutos. Luego déjala terminar el ciclo.

Algunos lavarropas pueden dejarte cambiar el programa para que un ciclo de centrifugado funcione mientras esté escurriendo. Esto puede ayudar a aflojar cualquier residuo de sarro, bacterias u hongos.

Luego, pasa un paño humedecido en una solución con mitad de agua caliente y mitad de vinagre por dentro y todas las superficies de la máquina.

Si tu lavarropa tiene compartimiento para poner el jabón, sácalo y déjalo remojar en la misma solución de partes iguales entre agua y vinagre. Esto ayudará a despegar las acumulaciones de jabón de esta pieza.

Mientras eso se remoja, puedes ayudarte con un cepillo de dientes para limpiar el compartimento.

Cuando deseas limpiar la goma del lavarropa es muy simple también. Solo quitala y limpia la suciedad que está debajo con un paño húmedo. Después haz una mezcla de un poco de bicarbonato con agua para frotar la goma. Enjuaga y vuelve a ponerla en su lugar.

Asimismo, puedes hacer exactamente lo mismo con cloro o lavandina, pero ten en cuenta que si lo haces debes hacerlo solo con ese producto, no se debe mezclar con ningún otro compuesto.

De acuerdo con la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) en México, mezclar el cloro con algunas sustancias, además de desactivar su poder desinfectante, puede dañar el sistema respiratorio o nervioso de las personas que lo utilicen. Así que cuidado.

Lo que sí que puedes hacer es usar el agua caliente para maximizar su poder. No olvides el segundo ciclo de enjuague para que no quede ningún resto que luego pueda manchar tu ropa.

Haz este proceso cada semestre o luego de haber lavado cosas un poco más sucias de lo habitual como unos zapatos, trapeadores o algún pañal de tela.

Sigue leyendo:

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain