5 trucos sabios para comer postres sin remordimiento por bajar de peso

Con el aporte de dos dietistas profesionales, te ofrecemos algunos trucos sabios para comer postres sin remordimiento y sin estropear tus objetivos para bajar de peso. No te atormentes y complace los antojos

Comer postres

No te escondas ni te escabulles con un postre, porque comerlos está muy bien cuando lo haces con inteligencia. Crédito: Shutterstock

Los postres siempre son una tentación para el paladar, no importa el momento, los kilos de más ni los objetivos planteados. Sin embargo, cuando llegas a comerlos con sabiduría no hay necesidad de estigmatizarlos. Con el aporte de dos dietistas profesionales, te ofrecemos algunos tips para disfrutarlos sin culpa ni remordimiento.

Los 5 trucos más sabios que puedes aplicar al comer postres

Controla la porción del postre

1

Esta es una recomendación directa de la doctora Lauren Manaker, dietista registrada y autora del libro The First Time Mom’s Pregnancy Cookbook.

La idea es tan clara como esa: prestar atención al tamaño de tu postres, lo que resultaría maravilloso para que no te abstengas del gusto y tampoco sientas culpa de las calorías.

La dietista Manaker aclara: “Comer porciones grandes puede ir en contra de sus objetivos de salud”.

Un té verde junto al postre

2

El té verde es una bebida maravillosa e incluso hay una forma de tomarlo para adelgazar el abdomen en 12 semanas, de acuerdo a un estudio.

Pero como acompañante de los postres, la doctora Lauren Manaker no solo afirma que la combinación es deliciosa, sino también mucho más saludable.

“Contiene cafeína y un compuesto llamado EGCG, que ha demostrado que puede ayudarte a bajar de peso”, argumentó la especialista.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Piensa en postres, piensa en frutas

3

Por lo general la palabra postre se asocia a “galletas”, “tortas”, “chocolate” y todo aquello que tenga toneladas de azúcar y calorías. Pero realmente también se puede asociar al maravilloso mundo de las frutas.

Ah, pero no se trata de poner una fresa en un enorme trozo de chocolate, así que cuidado con lo que pretendes.

La dietista Manaker asegura que comer frutas puede satisfacer el antojo que tienes por el dulce. Además, tiene algo mucho mejor: “Le brinda a su cuerpo fibra satisfactoria, lo que puede ayudar a controlar el apetito y promover la saciedad”.

No te reprimas los antojos

4

La doctora Taylor Wesely, dietista registrada y propietaria de Radiate Nutrition, señala que reprimir tus antojos y limitarte el gusto de disfrutar de un postre tan solo puede elevar tu ansiedad.

“El antojo continuará aumentando hasta que lo más probable es que te rindas. En este punto, es más probable que comas más del postre real que si lo hubieras comido de inmediato”, explicó.

En este sentido, lo más sabio es que, controlando la porción y tal vez acompañando con un té verde, disfrutes tu postre con toda tranquilidad y sin remordimiento.

Come algo nutritivo antes de tu postre

5

Otra recomendación de la doctora Wesely, quien invita a que descartes la idea de comer postres con el estómago vacío. Según la experta, esto puede tener algunos efectos negativos.

“Omitir comidas te dejará hambriento cuando te pongan un postre, porque es una reacción normal comer en exceso para compensar las calorías perdidas que tu cuerpo necesita”, explica la dietista.

Asimismo, advirtió sobre alimentarte con “comidas ricas en carbohidratos refinados”, ya elevan muy rápido el azúcar en la sangre y el apetito por los postres más azucarados.

Te puede interesar:

La información contenida en este artículo es solo para fines educativos e informativos y no pretende ser un consejo médico o de salud. Siempre consulte a un médico u otro proveedor de salud calificado con respecto a cualquier pregunta que pueda tener sobre una condición médica u objetivos de salud.

En esta nota

bajar de peso

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain