COVID: Ómicron dura más en las superficies y la piel que otras variantes

Dos estudios realizados por la Universidad de Hong Kong y de Kioto notaron que Ómicron fue en general más estable que la cepa original en todas las superficies

omicron superficies, Estar Mejor

La cepa original del virus SARS-CoV-2 fue la que en ambos estudios tuvo menos permanencia sobre las superficies.  Crédito: Pexels

La variante Ómicron del COVID-19 dura más tiempo en las superficies y la piel humana que las cepas anteriores, demostraron dos estudios realizados por la Universidad de Hong Kong y la Universidad de Kioto.

Si bien está establecido que el virus del SARS-CoV-2 se propaga principalmente por el aire, las superficies son también un medio de transmisión.

Los investigadores de la Universidad de Hong Kong probaron la supervivencia del virus en muestras de piel humana de autopsias y plásticos.

Observaron que la cepa original del COVID-19 encontrada en Wuhan duró 56 horas en la superficie de plástico.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Las variantes posteriores Alfa, Beta, Gamma y Delta estuvieron presentes alrededor de 191, 157, 59 y 114 horas, respectivamente. La variante Ómicron duró 193.5 horas en plástico.

Mientras que en la piel humana, el coronavirus original duró 8.6 horas. Las variantes posteriores oscilaron entre 11 y 19.6 horas, y Ómicron duró 21.1 horas en la piel humana.

Por otra parte, el estudio de la Universidad de Kioto evaluó cuánto tiempo estuvo presente el virus SARS-CoV-2 original y la variante Ómicron en superficies lisas y porosas como acero inoxidable, láminas de polipropileno, vidrio, papel tisú facial y papel de impresión.

Notaron que Ómicron fue en general más estable que la cepa original en todas las superficies. Tras dos días, la mayor parte de la tensión original había desaparecido del acero inoxidable, la lámina de polipropileno y el vidrio.

Después de cuatro días, el virus se encontró solo en la superficie del vidrio. Para la variante Ómicron, los investigadores pudieron recuperar el virus de las superficies hasta siete días después.

De las superficies porosas, el virus original se desvaneció más rápidamente. En papel de impresión, la cantidad de virus detectados después de 5 minutos se redujo en un 99.68% y no se pudo recuperar ningún virus después de 15 minutos.

Ómicron pudo detectarse en papel tisú facial y en papel de impresora después de 30 minutos.

Cabe destacar que no incluyeron otras variantes en el experimento.

Sigue leyendo:

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain