Después de Thanksgiving: 4 recomendaciones para recuperarte del atracón de la cena

Hay muchas cosas que le pasan a tu cuerpo el día después de Thanksgiving, y aunque puede que te sientas fatigado, sediento, hambriento, hinchado o estés mal del estómago, de ésta se sale

recomendaciones, recuperarse después de un atracón, comida, Thanksgiving, Estar Mejor

Si en Thanksgiving te reuniste para compartir la cena de Acción de Gracias, probablemente hoy te sientas un poco culpable del atracón de comida que te diste. Te damos algunas recomendaciones. Crédito: Pexels

Si este jueves de Thanksgiving te reuniste con amigos o con familia para compartir la cena de Acción de Gracias, probablemente hoy te sientas un poco culpable del atracón de comida que te diste.

Hay muchas cosas que le pasan a tu cuerpo el día después de Thanksgiving, y aunque puede que te sientas fatigado, sediento, hambriento, hinchado o estés mal del estómago, de ésta se sale.

Por ello, te dejamos 4 recomendaciones para recuperarte del atracón de la cena de Acción de Gracias:

Mantente hidratado

1

Las comidas altas en sodio y las bebidas alcohólicas son la mezcla perfecta para la deshidratación y la retención de líquidos. Así que si te despertaste con la garganta reseca o sientes que por más de que bebes agua sigues sediento, lo ideal es seguir ingiriendo agua o alimentos con abundante líquido.

Si tienes que salir, no olvides tu botella de agua. Consume frutas como la piña, la patilla, el melón, las peras o las fresas.

Come sano

2

La cantidad de carbohidratos, almidones, proteínas de origen animal de las que te diste atracón en la cena de Thanksgiving pueden estar pasando factura a tu cuerpo. A lo mejor te levantaste descompuesto del estómago, con gases, con acidez o reflujo.

Por eso, es importante que en los días posteriores mantengas una alimentación limpia con muchas verduras frescas, vegetales, proteínas magras y grasas saludables. Deja a un lado los ultraprocesados y las sobras del relleno que te llevaste a casa.

Evita los métodos de cocción que requieran exceso de grasa y sodio o que apliquen calor alto y prolongado a las verduras, como freír, guisos a base de crema o brócoli hirviendo.

Intenta hacer ejercicio

3

A lo mejor te sientes cansado y con poca energía, pero no se trata de ir al gimnasio a las 6:00 am para una clase de crossfit, sino más bien de salir a caminar o trotar.

Tan solo 30 minutos de actividad física te ayudarán a volver a la normalidad y te sentirás con más energía. Además será un primer paso para incorporarse al estilo de vida saludable.

No te sientas culpable

No te sientas culpable por un atracón de un día, la cena de Thanksgiving no definirá la salud de tu cuerpo. Ese día no define la realidad de tu estado físico, en cambio los demás días son los que importan.

Nada ganas con sentirte mal y pierdes mucho al relacionar las fiestas con sentimientos de culpa y rechazo, recuerda que son un momento propicio para descansar, compartir y comer (con mesura para la próxima).

En esta nota

thanksgiving

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain