Obesidad y problemas cognitivos, el saldo ineludible de una dieta a base de ultraprocesados

Los productos ultraprocesados resultan difíciles de dejar de comer debido a que cuentan con características organolépticas que estimulan el paladar y el apetito de forma muy intensa

ultraprocesados, Estar Mejor

La obesidad afecta a uno de cada seis jóvenes en los Estados Unidos, de acuerdo con un estudio publicado por el Instituto Robert Wood Johnson. Crédito: Shutterstock

Está cada vez más comprobado que la dieta a base de productos ultraprocesados, como pizzas, hamburguesas, cereales, gaseosas y bebidas azucaradas, es de las menos convenientes para la salud.

La obesidad afecta a uno de cada seis jóvenes en los Estados Unidos, de acuerdo con un estudio publicado por el Instituto Robert Wood Johnson que afirma que la pandemia juega un factor relevante.

“Hay varios factores, como el estilo de vida sedentario, el consumo de alimentos ricos en grasas, el uso de bebidas carbonatadas y muchos más alimentos que conducen a un aumento de la deposición de grasas en el cuerpo humano”, reseñó The NU Herald.

La tasa de obesidad en adultos de los Estados Unidos superó el 40% por primera vez, situándose en 42,4%, de acuerdo con el reporte State of Obesity: Better Policies for a Healthier America (2020).

La tasa nacional de obesidad en adultos ha aumentado en un 26% desde el año 2008.

Además, el consumo de estas preparaciones industriales está relacionado con el desarrollo de enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer, sugirió un estudio realizado en animales.

La investigación publicada en la revista Brain Behavior and Immunity, demuestra cómo en tan solo 28 días, o cuatro semanas, de consumo de alimentos procesados se desarrollan efectos referidos al Alzheimer.

“Estos hallazgos indican que el consumo de una dieta procesada puede producir un déficit de memoria significativo y abrupto, mientras que en la población que envejece”

Ruth Barrientos Autora del estudio e integrante del Instituto de Investigación en Medicina del Comportamiento de la Universidad Estatal de Ohio

Asimismo, afirma que consumir omega-3 contrarrestaría los efectos referidos al Alzheimer que provocan los alimentos procesados durante este corto lapso temporal de 28 días.

El portal Obesimad explica por qué resulta tan complicado dejar de comer estos productos ultraprocesados y es que cuentan con características organolépticas que estimulan el paladar y el apetito de forma muy intensa.

El azúcar y el glutamato monosódico, por ejemplo, estimulan el aparato digestivo y envían la señal al cerebro de no sentirnos muy satisfechos por lo que nos provoca el deseo de seguir comiendo. “Así se crea un círculo vicioso muy difícil de parar y reconducir”, indica Obesimad

Sigue leyendo:

5 alimentos ricos en omega-3 que ayudan a evitar la demencia

Alimentos ultraprocesados aumentan riesgo demencia, sugiere estudio

Los suplementos de calcio podrían duplicar el riesgo de demencia en mujeres

En esta nota

prevención de enfermedades

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain