Qué infecciones de transmisión sexual pueden contraerse a través de un beso

A través de un beso hay intercambio de saliva, además de fluidos sanguíneos causados por heridas o enfermedades bucodentales, lo que eleva el riesgo de contraer infecciones de transmisión sexual

Infecciones de transmisión sexual

Si bien los besos son expresiones de amor, es importante mantener la higiene y debida comunicación para evitar infecciones de transmisión sexual. Crédito: Charly Pn | Unsplash

Cuando descubrimos que una pareja tiene infecciones de transmisión sexual, tales como VPH, herpes e incluso VIH, lo normal es asustarnos. A pesar de que no has sostenido un coito vaginal con esa persona, puedes pensar que aún estás en riesgo de contraer alguna de estas enfermedades, debido al acercamiento, el hecho de compartir comidas, bebidas y sobre todo por los besos en la boca que seguro ya han intercambiado.

Lo primero que debes saber es que las enfermedades de transmisión sexual como el VPH y el VIH no se transmiten a través del tacto (bien sea un saludo de manos o un abrazo) y tampoco por compartir algún objeto o comestible. Está comprobado científicamente que no es posible. Sin embargo, sí hay posibilidades de contraer algunas infecciones a través de un beso.

Según los expertos, hay tres infecciones de transmisión sexual que pueden transmitirse por medio del contacto con saliva, pero las probabilidades son mucho más altas en una que otra. Te decimos cuáles son:

Infecciones de transmisión sexual que puedes contraer con besos

Herpes labial (alto riesgo)

1

También denominado herpes febril, y que no se debe confundir con el herpes zóster, es una infeción oral que se caracteriza por ser lesiones activas en los labios o cerca de ellos.

El contacto saliva a saliva a través de un beso supone altas probabilidades de contraerlo, sobre todo cuando estas lesiones están ulceradas y con drenaje de líquidos, reseña Unidad de la Mujer. También es contagiosa al compartir vasos que evidentemente tienen restos de saliva.

Cabe destacar que el herpes simple de tipo 1 (VHS-1) es aquel que causa el herpes labial o febril, mientras que el de tipo 2 (VHS-2) es más común en los casos de herpes genital. Aunque ambos son considerados infecciones de transmisión sexual, la única forma de que el VHS-1 llegue a los genitales o el VHS-2 a la boca es a través del sexo oral (contacto bucogenital).

El herpes labial o febril no tiene cura, pero sí existen tratamientos para controlar la infección. La aplicación de hielo, leche y té negro son remedios para reducir la inflamación y agresividad.

VIH (probabilidad casi nula)

2

Algunos estudios ya han demostrado que el Virus de Inmunideficiencia Humana (VIH) tiene presencia en la saliva, pero su concentración es tan baja que no puede infectar a una persona a través del contacto por un beso. Según Unidad de la Mujer, “nunca se ha reportado algún caso de transmisión por esta vía”.

Hepatitis B (mediano riesgo)

3

Si bien es considerada como una infección hepática, esta enfermedad puede transmitirse a través del contacto sexual, por lo que es pertinente incluirlo en esta lista.

La hepatitis B está en la sangre y en la saliva del paciente, por lo que una herida en la boca que expulsa sangre, o bien una enfermedad periodental que produzca sangramiento en las encías, lleva a contraer la infección mediante un beso.

También se contagia por contacto directo con fluidos corporales.

También te puede interesar: Enfermedades de transmisión sexual superan el récord por sexto año consecutivo en Estados Unidos

En esta nota

prevención de enfermedades sexualidad

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain