En qué consiste el truco de la “media copa de vino” que podría salvar tu matrimonio

Si tu vida matrimonial está atrapada en la rutina y ahogada en las obligaciones diarias, te resultará increíble saber que, con un poco de entrega y creatividad, media copa de vino puede resolverlo todo

truco de la media copa de vino

Las parejas coinciden en que la idea no solo es efectiva, sino que es un detalle romántico. Foto: Freepik

El algún punto de la vida tu matrimonio podría verse “golpeado” por los múltiples quéhaceres de la rutina, entre la jornada laboral, los oficios domésticos y la atención a los niños. Pero una vez que tus hijos se acuestan, el estrés sumado al agotamiento te impiden comunicarte con tu pareja, lo que día va restándole poder a esa esencia e intimidad que alguna vez era inquebrantable.

Entre tantas anécdotas de pareja y visitas a terapeutas, un genio anónimo sugirió una idea que aunque suena simple, es maravillosa: “media copa de vino”.

Sí, así de sencillo es este “truco” donde en lo único en que debes concentrarte es en tu pareja. ¿Los niños ya están en la cama? ¡Perfecto! Ahora despójate de ese cansancio, sírvete un par de copas y aprecia ese atesorado momento donde pueden charlar y ponerse al día.

Cuando nos referimos a “despojarte del cansancio” significa que para lograr que la “media copa de vino” funcione también es necesario que ambos pongan de su parte y tengan la voluntad de compartir. Digamos que es un esfuerzo extra que va dedicado para ustedes.

La idea es relajarse juntos durante los 10 a 15 minutos que inviertes en tomarte la media copa de vino, sobre todo cuando realmente lo saboreas. La charla debe ser breve, pero dulce, sin temas logísticos ni mencionar lo duro que ha sido el día. Se trata de un método amoroso de llenar el tanque de combustible.

Un fantástico “ritual” para vencer el estrés laboral y las obligaciones

Puede que haya cierto escepticismo y que correr hasta la cama para dormir sea una opción más tentadora, pero una vez que intentas la idea se vuelve en un momento tan relajante, que termina convirtiéndose en un “ritual” para los días más ajetreados.

La idea de incluir media copa de vino en la conversación es diseñar un motivo para compartir, que a su vez les tranquiliza de inmediato. De acuerdo al portal PureWow, los matrimonios que practican el truco ven reducidas sus peleas y la comunicación mejora notablemente, haciendo que las charlas no solo sean entretenidas sino filosóficas. Es una manera de conectarlos íntimimamente sin siquiera tocarse… y por qué no… ser el preámbulo de un encuentro sexual.

Una vez que la media copa de vino se acaba, cada uno puede volver a lo suyo, pero el momento se cumplió. Y la clave precisamente está en la cantidad del líquido, pues una copa llena junto al cansacio podría crear un efecto adverso, ya que después de todo es una bebida alcohólica.

Las parejas coinciden en que la media copa de vino no solo es efectiva, sino que además es un detalle romántico. Es una solución que ofrece, de forma divertida, que ambas partes se enfoquen en su matrimonio, en la sutileza de los detalles para poder rescatarlo.

En esta nota

problemas de pareja

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain