Nuevo estudio: La luz azul del teléfono al final no generaría problemas para dormir

Investigadores de la Universidad Brigham Young descubrieron que colocar el teléfono en modo nocturno no suma ni resta a los problemas para dormir de algunas personas

Nuevo estudio: La luz azul del teléfono al final no generaría problemas para dormir

Mirar el dispositivo inteligente con modo nocturno ni mejor ni empeora la calidad del sueño. / Foto: Way Home Studio - Freepik.

Un nuevo estudio parece desmentir que la luz azul de los dispositivos inteligentes sea la causante de los problemas de sueño, sugiriendo que lo que mantiene a las personas despiertas es la estimulación cognitiva y psicológica de usar un teléfono, también conocido como el estado de alerta que proviene de la participación de mensajes de texto, desplazamiento y publicaciones, señala el portal Fast Company.

El Estudio: investigadores encuentran que la luz azul del teléfono no tiene ningún impacto en el sueño

Investigadores de la Universidad Brigham Young trabajaron con 167 adultos, de entre 18 y 24 años, que dividieron en tres grupos.

A todos les pidieron que permanecieran en cama durante al menos ocho horas por noche después de usar su teléfono inteligente.

Al primer grupo se le pidió que utilizara su dispositivo con luz azul; al segundo que lo hiciera sin luz azul y al tercero que no usara el teléfono en absoluto.

Entre los resultados generales, dice el coautor Chad Jensen, profesor asociado de psicología en la Universidad Brigham Young, destacó que no hubo diferencias entre los tres grupos. “Night Shift (o modo nocturno) no es mejor que usar tu teléfono sin Night Shift, o incluso no usar ningún teléfono”, dijo.

Para este estudio, los investigadores utilizaron acelerómetros de muñeca para medir la duración del sueño de los participantes, así como la calidad del sueño, los despertares y el tiempo para conciliar el sueño.

El nuevo estudio que sugiere que la luz azul por sí sola no afecta el sueño como se creía

Este hallazgo parece contradecir a una serie de pequeños estudios que han encontrado que el uso de pantallas por la noche afecta los niveles de melatonina, el rendimiento cognitivo y el estado de alerta, y la calidad del sueño.

No obstante, aclaran los investigadores que aquellos estudios fueron llevados a cabo en condiciones de laboratorio, por ejemplo, pidiendo a los participantes que leyeran un libro electrónico durante cuatro horas en una habitación oscura, y ninguno confirmó que la luz azul en sí sea la culpable, refiere el portal Fast Company.

Al contrario de este nuevo estudio, que siguió a los participantes en sus vidas hogareñas típicas, rastreando cómo interactúan realmente con sus teléfonos; aunque se necesitan más investigaciones, sugiere.

“Aquí surgió un dato útil; entre las personas que en general descansaban bien (6,8 horas de sueño por noche o más), las que no usaban teléfonos antes de acostarse disfrutaban de una mejor calidad de sueño que las que sí lo hacían. Pero no hubo diferencia entre las personas en cuanto al déficit de sueño (menos de 6 horas de sueño por noche)”, señalan los investigadores.

“Esto sugiere que cuando estás súper cansado, te quedas dormido sin importar lo que hiciste antes de acostarte”, agrega Jensen.

“La presión del sueño es tan alta que realmente no hay efecto de lo que sucede antes de acostarse”. En otras palabras, cuando estés cansado, haga lo que quiera justo antes de acostarse.

En esta nota

dormir bien

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain