¿Cómo afecta la luz eléctrica azul en nuestra piel y qué hacer para protegerla?

Los dispositivos electrónicos emiten un tipo de luz que puede ser tan dañina como la radiación ultravioleta, es por ello que hay que evitar exponernos muchas horas a estos equipos

El uso de protector solar es recomendado si vas a estar muchas horas frente a las pantallas. / Foto: Master1305 - Freepik.

El uso de protector solar es recomendado si vas a estar muchas horas frente a las pantallas. / Foto: Master1305 - Freepik.

Pocas personas conocen los efectos nocivos que produce en nuestra piel la luz azul que emiten los dispositivos electrónicos como los teléfonos inteligentes, las pantallas de las computados e incluso los bombillos Led en nuestra piel. Y mucho menos saben qué hacer para protegerla.

Los dispositivos tecnológicos están en todas partes de nuestras vidas. Desde el uso de las computadoras para el trabajo; hasta estar conectados a las redes sociales hasta altas horas de la noche por el teléfono, muchas personas pasan casi la mitad de sus vidas frente a las pantallas, refiere el portal NDTV.

La evidencia sugiere que la exposición prolongada a la luz azul causa daño a las células de la piel, impide la función de barrera de la piel y puede conducir a un envejecimiento prematuro, al igual que lo hace la radiación UV.

La exposición prolongada a la luz azul también acelera la descomposición del colágeno y la elastina, las proteínas de andamiaje vitales de la piel que son responsables de su firmesa y jovialidad.

El envejecimiento de la piel ocurre cuando las fibras de colágeno y elastina comienzan a descomponerse más rápido de lo que se generan. El resultado es laxitud cutánea, envejecimiento prematuro y pérdida de firmeza y elasticidad.

La exposición a la luz azul también puede inducir hiperpigmentación y melasma en la piel.

Qué hacer para proteger nuestra piel de la luz azul

Si bien no se puede evitar la exposición a la luz azul de los dispositivos electrónicos, se pueden tomar algunas medidas conscientes para mitigar sus efectos como:

  • Limitar el tiempo de inactividad frente a una pantalla es uno de los pasos. Reducir el tiempo total frente a una pantalla no solo es bueno para la piel, sino también para su salud en general.
  • El uso de escudos de luz azul en sus dispositivos es otra intervención importante que puede ayudar a reducir su exposición general a la luz azul.
  • Hoy en día, varios dispositivos electrónicos también vienen con la opción de reducir la luz azul y encender la luz amarilla. Si su dispositivo tiene este llamado “modo nocturno”, úselo con regularidad para reducir su exposición.
  • Evitar llevarse sus dispositivos a la cama a toda costa. Quítese los teléfonos móviles y otros dispositivos al menos media hora antes de acostarse para permitir que su cuerpo siga su ciclo normal de sueño-vigilia. Esto no solo es bueno para el cuerpo sino también para la piel porque es durante las horas de sueño cuando la piel se repara y regenera.
  • Los productos para el cuidado de la piel o los tratamientos que estimulan la generación de colágeno son otra forma alimentaria de lidiar con el envejecimiento prematuro. Además de las cremas que aumentan el colágeno, un nuevo tratamiento de remodelación biológica de la piel llamado Profhilo ayuda a aumentar la capacidad de la piel para producir colágeno y elastina al reponer las reservas perdidas de ácido hialurónico.
  • Los protectores solares a base de óxido de zinc también ofrecen protección contra la luz azul. Usar protectores solares y productos para el cuidado de la piel ricos en antioxidantes que ayudarán a eliminar los radicales libres son otras formas importantes de reducir el daño de la luz azul.

En esta nota

cuidar tu piel

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain