Mi pareja guarda recuerdos de su ex: ¿está bien o mal que lo haga?

Para determinar si conservar los recuerdos de una ex pareja está bien o mal, es necesario saber el motivo para guardarlo, de qué trata el detalle y sobre todo cuál es la importancia que tú le das

guarda recuerdos de su ex

Aunque afirme que "ya no significan nada", los detalles de una ex pueden generar incomodidad. Foto: Freepik

Ese reloj plateado, una imagen “perdida” en Facebook, una carta de cumpleaños o quizás ese suéter manga larga que aún se ajusta muy bien. Imagina que tu ser amado conserva alguno de estos detalles que, en un determinado momento, provinieron de su ex pareja. Lo más probable es que sientas incomodidad ante la presencia de estos “regalitos”, pero calma, ya que la idea tampoco consiste en borrar su pasado como si nunca hubiese existido.

Decir que está bien o mal conservar el detalle de un ex depende de tres puntos fundamentales: el motivo para guardarlo, en qué consiste y sobre todo la importancia que tú le des. Muchas veces escucharás una excusa al estilo “esas cartas o esas fotos ya no significan nada”, pero es una respuesta que no apaga el fuego, sino que lo desvía.

La realidad es que no está bien, pero porque existes tú ahora, a menos que se trate de un objeto al que todavía pueda sacar provecho. Un reloj, una chemise de buena talla, un teléfono o quizás un bolígrafo para la oficina son detalles a los que no deberías darle importancia, pues solo siguen teniendo vida útil. Incluso es probable que ni enteres que alguna vez se los dio su ex pareja.

¿Y cuáles son los recuerdos de una ex pareja que está mal guardar?

Cualquier detalle que dentro un mundo llamado “sentido común” sea inapropiado o te haga sentir incomodidad. Pueden ser muy lindos, grandes, pequeños o de colores, pero es lógico que ese collage repleto de corazones no va a gustar absolutamente nada a tu pareja. Y el único motivo que habría para conservarlo es que todavía no haya superado a su ex, lo cual es un gran problema.

Algo similar ocurre con las fotos impresas o publicadas en redes sociales. Si la relación con su ex terminó, no tiene ningún sentido conservarlas, a menos que se trate de una ex pareja fallecida, lo cual ya es más comprensible y deberías respetarlo. Sin embargo, este escenario requiere de muy buena comunicación, ya que tampoco es justo que convivas a tiempo completo con ese tipo de recuerdos.

Realmente el gran problema de estos detalles es cuando guardan un valor sentimental. Ese reloj marca Cartier que le dio su ex no supone tanta importancia, pero saber que el regalo surgió en un San Valentín o tercer aniversario ya destaca una fecha que evidentemente molesta traer al presente. ¿Capisci?

Pero al final del caso lo más determinante es la importancia que tú le des. Mientras tu pareja mantenga esos recuerdos guardados y como si no existiesen, quizás no deberías prestarle mucha atención y centrarte en tu relación, que seguro también está acumulando sus grandes y bonitos detalles.

Sin embargo, tampoco está mal que en una sincera conversación le comuniques que con el pasar del tiempo te gustaría que esos recuerdos se vayan desechando. Si tu relación es estable, comprometida y con buenas sensaciones para un futuro, recibirás la respuesta que alivie tus dudas.

En esta nota

problemas de pareja

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain