Cómo tratar una quemadura causada por el uso del rizador

Lo primero que debes evitar es colocar agua muy fría o hielo en la quemada, debido a que la empeorarás; lo ideal es refrescarla con una compresa y luego evaluar el daño

Hay que ser muy cuidadosos al rizar nuestro cabello. / Foto: Gpoint Studio - Freepik.

Hay que ser muy cuidadosos al rizar nuestro cabello. / Foto: Gpoint Studio - Freepik.

Las quemaduras en la cara, cabeza, cuello, manos u orejas por el uso del rizador, pueden ser en estos tiempos bastante comunes entre las mujeres, y hombres también. Y aunque en la mayoría de los casos estos accidentes ocurren en el hogar, los salones de belleza no escapan de ello.

No obstante, hay que tomar muy en serio estas quemadas, debido a que son unas de las más dolorosas y pueden provocar daños y cicatrices a largo plazo. Es por ello que hemos decidido publicar las recomendaciones que las enfermeras Meghan Brown y Donna Sieffert hicieron al portal Byrdie para tratar una quemadura con rizador en casa.

Refresca la herida con una compresa

Cuando sufres una quemada, el instinto es colocar agua helada sobre ella, pero ¡no lo hagas! Debido a que podría empeorar la quemadura “Inmediatamente después de una quemadura, debes refrescar la piel con una compresa fría durante varios minutos”, explica Meghan Brown, gerente de enfermería del centro de heridas del Centro Médico Dartmouth-Hitchcock. “No, no use hielo, ya que podría dañar su piel aún más”, apunta.

Evalúa el daño que te hiciste

Luego de haber refrescado la quemadura, deberás evaluar el daño. “La mayoría de las quemaduras por rizador son de primer grado y se tratan en casa sin intervención médica”, asegura Donna Sieffert, enfermera gerente de cirugía plástica en Dartmouth-Hitchcock Medical Center. Sin embargo, si la quemadura produce ampollas, secreción o cambio de color severo, recomienda atención médica de inmediato.

Desinfecta y protege la quemadura

Una vez que haya evaluado el daño, es importante desinfectar y proteger la quemadura para prevenir infecciones. “Después de refrescar la quemadura con una compresa, límpiela con agua y jabón y cúbrala con un ungüento antibiótico. Si es posible coloque una gasa”, aconseja la enfermera Brown. Siempre lávese bien las manos antes de limpiar y aplicar el ungüento. Asimismo, no use peróxido de hidrógeno, debido a que puede destruir el tejido sano a lo largo de la herida y dañar aún más la piel. Por otra parte, debe evitar el uso de cosméticos o cualquier producto con fragancias o ingredientes activos cerca del área debido a que podría irritar la quemadura.

Hidrata el área afectada

“Mantener una herida húmeda ayuda al proceso de curación”, aconseja la enfermera Brown. En los primeros días de recuperación, la pomada antibacteriana que aplique debe cumplir una doble función, no solo desinfectando y protegiendo su herida, sino también manteniéndola hidratada. Después de esos primeros días, puede continuar humectando con una pomada espesa para acelerar el proceso de curación y reducir el riesgo de cicatrices.

Minimiza los riesgos de cicatrices

“En realidad, no se pueden prevenir las cicatrices, pero después de que cicatricen este tipo de heridas, se puede masajear con aceite de coco todos los días para ayudar a romper el tejido cicatricial”, sugiere la enfermera Sieffert. E insiste en que es importante “mantenerse alejado del sol y usar protector solar para atenuar la apariencia de la cicatriz”.

En esta nota

cuidar tu piel

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain