Qué significa el Día de San Valentín

Entre santos, rituales y creencias, el 14 de febrero sigue siendo una fecha repleta de curiosidades

San Valentín

La flecha que atraviesa el corazón es un sello de identidad ante Cupido. Foto: Unsplash

El origen e historia real de San Valentín continúa inmersa en un misterio. Cada 14 de febrero se celebra el Día de los Enamorados, fecha en la que se ofrecen tarjetas y regalos a seres queridos en motivo de rendir tributo al amor.

Estados Unidos es el país que más destaca en los festejos, seguido de Canadá, México, Reino Unido, Francia y Australia. Con el paso de los años se propagaría en toda Latinoamérica.

¿Pero quién en este santo y de dónde provienen sus tradiciones? El sitio web History señala que la iglesia cristiana y la antigua Roma cruzan sus vestigios donde se cuentan rituales como ‘Lupercalia’ y la presencia de sacerdotes que se opusieron a los emperadores.

Un santo llamado Valentine

La iglesia católica le reconoce como tal y una leyenda sostiene que fue un sacerdote que sirvió en Roma durante el siglo III, cuando el emperador Claudio II prohibió el matrimonio de los hombres jóvenes, alegando que al no tener esposas y familias mejoraban sus habilidades como soldados.

Valentine se opuso al decreto de Claudio II y continuó realizando matrimonios en secreto hasta que fue descubierto por el emperador, quien ordenó su muerte.

Otra teoría insiste en San Valentín de Terni, un obispo que fue decapitado por Claudio II y a quien se le adjudica la festividad.

Sin embargo, una leyenda muy distinta menciona que el misterioso Valentine no era un sacerdote ni celebró matrimonios en secreto, sino que liberaba a los cristianos de las cárceles romanas, donde eran golpeados y torturados.

Se cree que tras enamorarse de una joven, posiblemente la hija de su carcelero, este escribió una carta antes de morir, firmada: “De tu Valentín”. Hasta la fecha se continúa usando la expresión en las tarjetas de regalo.

Aunque la verdad es turbia, todas las historias coinciden en que Valentine conservaba un figura simpática, heroica, atractiva y sobre todo romántica.

San Valentín
“Sé mi Valentín”, frase alusiva al Día de los Enamorados. Foto: Unsplash

Ritual ‘Lupercalia’ y el 14 de febrero

La tradicional fecha responde a la conmemoración de la muerte de San Valentín, que según History ocurrió en el año 270 d.C. Sin embargo, hay una fuerte teoría que fija febrero en un esfuerzo por “cristianizar” la celebración pagana de ‘Lupercalia’.

Este era un festival de fertilidad dedicado a Fauno, el dios romano de la agricultura. Una orden de sacerdotes, miembros de los Luperci, se reunía en una cueva sagrada donde cortaban en tiras la piel de una cabra y un perro, sumergiéndolas en sangre. Seguidamente salían a las calles y golpeaban suavemente a las mujeres, haciendo que fuesen más fértiles durante el siguiente año.

Otro extracto de la leyenda señala que las mujeres jóvenes de Roma colocaban sus nombres en una gran urna para que los hombres las eligieran como pareja.

A finales del Siglo V el Papa Gelasio declaró el 14 de febrero como Día de San Valentín, lo que terminó prohibiendo el ritual ‘Lupercalia’ por ser considerada “no cristiana”. Sin embargo, muchos años más tarde fue que el día se asoció definitivamente con el amor.

Durante la Edad Media, el poeta inglés Geoffrey Chaucer fue el primero en registrar el día de San Valentín en su poema “El parlamento de Foules”, escrito en 1935.

Pero fue para el año 1400 en adelante que los saludos de San Valentín se hicieron populares. Carlos I, duque de Orleans, es dueño de la dedicatoria antigua más conocida. En 1415, encarcelado en la Torre de Londres, le otorgó un poema a su esposa. Incluso este mensaje forma parte de la Biblioteca Británica de Londres.

¿Y de dónde salió Cupido?

La historia de este personaje también es algo confusa. En las tarjetas de San Valentín se presenta como un querubín desnudo que lanza flechas de amor a quienes no lo esperan. Sin embargo, sus raíces lo ubican en la mitología griega como Eros, dios del amor.

De acuerdo a los poetas arcaicos de Grecia, Eros era un apuesto inmortal que jugaba con las emociones de los dioses y los hombres a través de sus flechas doradas que incitaban al amor.

Para el periodo helenístico o época de Alejandro Magno, Cupido comenzó a ser retratado como un niño travieso y gordo que era emblema en las tarjetas de San Valentín.

San Valentín
¿Amor o desamor? Las intenciones de Cupido y sus flechas son confusas. Foto: Pexels

Ya en 1900, el 14 de febrero comenzó a adquirir un sentido más comercial. El primer motivo responde a las tarjetas impresas, que reemplazó las escritas manualmente para que las personas expresaran sus emociones con mayor facilidad, sin embargo, se perdía originalidad al transmitir amor.

Posteriormente se determinó que la amistad pertenecía al día de San Valentín, como método de inclusión a quienes no poseen pareja.

De acuerdo a la Greeting Card Association, durante el 14 de febrero se envían 145 millones de tarjetas, una cifra que solo es superada en Navidad.

San Valentín
Las tarjetas de amor incluyen poemas y otros mensajes románticos. Foto: Unsplash

En esta nota

San Valentín

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain