¿Cuán saludable es realmente usar faja para las mujeres?

Expertos comparan el uso de faja con la aplicación de un torniquete

usar faja

Foto: Freepik

Una manera fácil y rápida para gozar de una figura esbelta es usar faja. Durante años ha sido utilizada por millones de mujeres en todo el mundo, pero alguna vez te has preguntado cuán saludable es.

Un refrán popular afirma que “para ser bella tienes que ver estrellas”, lo que es alusivo a usar una prenda que te hace ver delgada “por la fuerza” y que prácticamente te quita la respiración.

Sin embargo, lo realmente grave es que usar faja tiene severas consecuencias en la salud de las mujeres.

El portal Biobiochile cita a la coach de belleza natural y nutricionista, Angélica Orjuela, explica que “las fajas descienden del corsé, para cuya fabricación se utilizaba fibra vegetal, huesos y hasta metales”.

De este modo se confeccionaba un artilugio “que cumpliera con el prototipo estandarizado de belleza”. Pero lo peor, continúa la experta, son las “modificaciones en la estructura osteomuscular, órganos internos, patrones respiratorios y posturales de las mujeres”.

Provocan náuseas y gastritis

Según reseña Mamás Latinas, el doctor Manny Álvarez comparó el uso de faja como “aplicar un torniquete”. La razón es que la famosa prenda llega a cortar el flujo sanguíneo.

No obstante, el especialista considera que utilizarla “en ocasiones está bien”, pero lo ideal es evitar portarla constantemente.

Hay mujeres que al usar fajas sienten náuseas, gastritis y dificultad para respirar. La razón es obvia, tus órganos están siendo comprimidos. Y es que aunque te veas fenomenal por fuera, las cosas no marchan bien internamente.

Las publicidades de las fajas te prometen una figura escultural en minutos, pero no explican los terribles daños que puedes ocasionarte.

4 razones por las que NO es saludable usar fajas

1) Agrava los problemas gástricos e intestinales

Está prenda femenina es terrible si padeces de dolor de estómago o reflujo. Como consecuencia de la presión que ejerce en los intestinos, colon y estómago, las fajas empeoran las enfermedades estomacales.

Asimismo, el uso de la faja puede agravar la condición del síndrome de intestino irritable.

2) Infecciones urinarias

Quizás ni lo imaginabas, pero puedes contraer una infección urinaria si abusar del tiempo en que portas la prenda.

La quiropráctica Karen Erickson explicó a The Huffington Post que puede causar “incontinencia de esfuerzo, donde gotea, o puede exagerar la incontinencia de esfuerzo en personas que ya la padecen”.

3) Venas varicosas

Al afectar directamente la circulación, el uso prolongado de fajas provoca la aparición de venas varicosas.

4) Daños en la columna vertebral

Siempre se ha pensado que las fajas corrigen la postura, pero la realidad es otra, ya que son capaces de causarte un desvío en la columna.

En esta nota

fajas

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain