¿Por qué los sobrevivientes al Covid tienen un mayor riesgo de padecer enfermedades graves?

Los pacientes con Covid prolongado han sufrido afectaciones en alguno o varios órganos de su cuerpo que podrían resultar en complicaciones mortales a futuro según un estudio

¿Por qué los sobrevivientes al Covid tienen un mayor riesgo de padecer enfermedades graves?

Un estudio alerta sobre problemas de salud a largo plazo que tendrán quienes padecieron de coronavirus. / Foto: Jcomp - Freepik.

Un estudio realizado por investigadores de la Facultad de Medicina St. Louis, Universidad de Washington, halló que a pesar de ser inicialmente un virus respiratorio, dependiendo de la gravedad, el COVID-19 puede dañar a órganos del cuerpo, afectando la salud del sobreviviente con consecuencias a largo plazo.

“No es una exageración decir que las consecuencias a largo plazo del COVID-19 es la próxima gran crisis de salud de Estados Unidos. Debido a que más de 30 millones de estadounidenses han sido contagiados con este virus, y dado que la carga del coronavirus prolongado es sustancial, los efectos persistentes de esta enfermedad repercutirán durante muchos años e incluso décadas”, dijo el autor principal del estudio, Ziyad Al-Aly, profesor asistente de medicina en la Universidad de Washington citado por el portal Futurity.

“Los médicos deben estar atentos al evaluar a las personas que han tenido COVID-19. Estos pacientes necesitarán atención integrada y multidisciplinaria”, agregó el investigador.

El estudio: Los sobrevivientes de un Covid prolongado tienen un mayor riesgo de padecer enfermedades graves

Tras ser evaluados 379 diagnósticos de enfermedades posiblemente relacionadas con COVID-19, 380 clases de medicamentos recetados y 62 pruebas de laboratorio administradas, los investigadores identificaron problemas de salud importantes recientemente diagnosticados que persistieron en los pacientes con coronavirus durante al menos seis meses, y que afectaron a casi todos los órganos y funcionamiento del cuerpo como los siguientes:

  • Sistema respiratorio: Tos persistente, dificultad para respirar y niveles bajos de oxígeno en la sangre.
  • Sistema nervioso: Accidente cerebrovascular, dolores de cabeza, problemas de memoria y problemas con los sentidos del gusto y el olfato.
  • Salud mental: Ansiedad, depresión, problemas para dormir y abuso de sustancias.
  • Metabolismo: Nueva aparición de diabetes, obesidad y colesterol alto.
  • Sistema cardiovascular: Enfermedad coronaria aguda, insuficiencia cardíaca, palpitaciones cardíacas y ritmos cardíacos irregulares.
  • Sistema gastrointestinal: Estreñimiento, diarrea y reflujo ácido.
  • Riñón: Lesión renal aguda y enfermedad renal crónica que, en casos graves, puede requerir diálisis.
  • Regulación de la coagulación: Coágulos de sangre en piernas y pulmones.
  • Piel: Erupción y caída del cabello.
  • Sistema musculoesquelético: Dolor articular y debilidad muscular.
  • Salud general: Malestar, fatiga y anemia.

Si bien ningún sobreviviente sufrió todos estos problemas juntos, muchos desarrollaron un conjunto de varios padecimientos que tienen un impacto significativo en la salud y la calidad de vida a largo plazo, refiere el portal Futurity.

En análisis posteriores de estos mismos conjuntos de datos, Al-Aly y sus colegas también planean observar si a los pacientes les fue diferente según la edad, la raza y el género para obtener una comprensión más profunda del riesgo de muerte en personas con COVID-19 prolongado.

En esta nota

coronavirus

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain