4 consejos para lograr que tu hijo consuma menos azúcar

Gracias a la creatividad y mucha disciplina, con el tiempo no solo conseguirás que tu hijo reduzca el consumo de azúcar, sino que se sienta más atraído por alimentos más saludables

menos azúcar para mi hijo

Alejar a los niños del azúcar parece difícil, pero no es imposible. Foto: Freepik

El exceso de azúcar es uno de los principales riesgos de salud que tienen los niños. Consumirla sin moderación podría causarles gran cantidad de enfermedades como diabetes, caries, obesidad, enfermedades del corazón, entre otras. De allí la importancia de hacer que tu hijo reduzca la cantidad de azúcares añadidos en su dieta.

Tampoco se trata de privarle por completo de algún dulce, ya que durante su crecimiento convivirán con la posibilidad de comerlos, por ejemplo, en alguna fiesta infantil. Lo que necesitas es mantenerlo al margen de cualquier adicción y que tome gusto por otro tipo de alimentos que, sin azúcar añadida, pueden ser muy ricos y nutritivos.

Con el aporte del portal Cuerpo Mente, te presentamos algunas recomendaciones para que tu hijo se alimenta de forma más sana. Lleva el proceso con paciencia, ya que es común que debido al mismo color de los envoltorios, se sienta atraido por los dulces, sin embargo, la clave está en el equilibrio.

Cómo lograr que tu hijo consuma menos azúcar

Sírvele agua en lugar de bebidas azucaradas

¿Sabías que un vaso de refresco o de néctar de fruta podría tener hasta cinco terrones de azúcar? Estas bebidas son de las principales fuentes de azúcar añadidas, por lo que es indispensable que de a poco reduzcas su consumo hasta eliminarlo.

Asimismo, reemplázalas por agua, ya que es lo mejor que puede tomar un niño. Y para que le apetezca mucho más tomar agua, puedes probar agregando un poco de limón.

Revisa la etiqueta de los productos

2

Al momento de comprar cualquier alimento o producto para tu hijo, debes analizar con detenimiento qué contiene el mismo. Empieza a evaluar la información nutricional que aparece en la etiqueta, algo primordial para una sana alimentación sin exceso de azúcar.

Observa qué cantidad de azúcar contiene cada producto y evita los que tengan demasiada. Es importante que el niño no consuma más de 15 gramos al día.

Reemplaza las golosinas por frutas frescas

3

En lugar de resolver las meriendas de tu hijo con galletas procesadas, chocolates o cualquier cantidad de dulces con extrema cantidad de azúcar, dale frutas en diferentes presentaciones.

Usa tu ingenio para hacer que tu hijo se interese mucho más por consumir frutas frescas. Una buena táctica es pedirle ayuda a la hora de escogerlas para que sean de su preferencia y también al lavarlas y servirlas. Involucrarlo lo animará más a consumirlas.

Además de una rica ensalada de frutas, también puedes prepararle un batido o un jugo.

No premies a tu hijo con dulces procesados

4

Es común que a los niños se les recompense con azúcar, algo que realmente está mal. No es un premio, más bien es algo que a futuro les hará mucho daño.

Si tu hijo hizo todas sus tareas de casa y le va muy bien en la escuela, recompensa su buen comportamiento de manera más creativa que dándole una golosina.

No se trata de que tu hijo dejará de consumir azúcar por completo, pero la realidad es que tienen que ser menos cantidad, así que poco a poco debes reducir las porciones. Lo más sano tanto para él como para ti es tener mucho equilibrio con esto.

En esta nota

crianza de los hijos

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain