5 trucos saludables para bajar de peso después del parto aunque estás amamantando

Con muchas paciencia y organización podrás cumplir con el proceso de ejercicios y el ritmo de alimentación que necesitas para bajar de peso luego de dar a luz

bajar de peso después del parto

Adelgazar mientras cuidas a tu bebé también es cuestión de creatividad. Foto: Freepik

¿Quién dijo que después del parto las mujeres no pueden recuperar la figura? Por supuesto que es posible, solo que ante la responsabilidad de tu bebé, que ya es mucho decir, necesitas organizarte minuciosamente. Y antes de que lo preguntes, tu periodo de lactancia no es ningún impedimento, siempre que lo hagas con la frecuencia que tu o hija lo amerita.

Los cambios físicos que produce un embarazo durante 9 meses llegan a ser impactantes, sobre todo para aquellas que mantenían un estilo de vida fitness. Este es un motivo común de la depresión postparto, ya que pese a ser felices con la llegada del bebé, el espejo te enfrenta a una realidad.

Pero a levantar el ánimo, que con una serie de tips que vamos a ofrecerte, podras bajar de peso y decirle ‘out’ a esos kilitos de más que siguen alojados en tu cuerpo. Ah, y no lo olvides: voluntad y constancia.

Cómo bajar de peso después del parto: 5 trucos

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Caminatas, estiramientos y rutinas suaves

1

Es muy recomendable iniciar el proceso con ejercicios suaves y de adaptación. Ya con el tiempo podrás ir elevando la intensidad. Lo más ideal es comenzar con una caminatas cerca de tu hogar y entrenando la respiración.

Es probable que debido a la inactividad física te canses rápido en las primeras rutinas, pero no te preocupes, porque es muy normal. Con el paso de los días aumenta las distancias y verás cómo tu cuerpo se va adaptando.

Al caminar todos los días no solo estarás ayudando a tu circulación, también activarás poco a poco todo tu cuerpo. No olvides cumplir con los estiramientos para que tengas mejor respuesta a cada ejercicio.

Yoga o pilates en casa

2

Esto es buenísimo por dos motivos. Primero porque puedes bajar de peso desde tu casa sin perder de vista a tu bebé. Y lo segundo es que porque el yoga no solo beneficia el físico, sino también tu mente, gracias a los estados de meditación y relajación.

De acuerdo al portal Bebés y Más, el pilates también es una opción estupenda, ya que recuperas tu figura y suelvo pélvico, y te prepara para otros ejercicios que exigan mayor energía.

Cero frituras

3

¿Estamos bajando de peso, cierto? Bueno, hay que mantener la compostura, así que nada de fritas ni alimentos a la plancha. Recuerda que los ejercicios siempre deben estar complementados con una dieta sana y balanceada.

También es recomendable que elimines los productos congelados, ya que es mejor consumir todo fresco, sobre todo las frutas y verduras. Esto no solo te ayudará a ti, sino también a tu bebé a través de la lactancia.

No te saltes las comidas

4

Aliméntate a tus horas, las adecuadas y sin saltar las comidas, porque podría causarte un desorden en la dieta y reducir la calidad de tu proceso para bajar de peso.

Asimismo, debes masticar de manera correcta y comer con calma. Quizás suena complicado por las constantes e inesperadas necesidades de tu bebé en casa, pero precisamente es una señal del error que cometerías cuando saltas una comida por voluntad propia.

Ten paciencia

5

Aquí no se entrena ni se come, pero es quizás la clave para cumplir el objetivo. Recuperar la figura no será de la noche de la mañana, así que debes respirar profundo, tener paciencia y concentrarte en disfrutar de esta bonita etapa.

La meta de bajar de peso después del parto se alcanza sin pausas y sin prisas, porque la frustración de no ver cambios inmediatos solo te incitarían a tirar todo el plan por la ventana.

En esta nota

embarazo y lactancia

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain