Cómo congelar y conservar el pescado para evitar problemas de salud

Existen tres maneras de conservar la carne del pescado en el congelador: cruda, aliñada o cocinada; no obstante, siempre deberá estar muy fresca, para que no haya ningún problema de intoxicación

Pescados congelados

La carne de pescado es una de las más delicadas pero se conserva bien congelada. / Foto: Chutters Nap - Unsplash.

Si bien el pescado es un alimento sumamente delicado, es muy sencillo conservarlo en el congelador para evitar problemas de salud. Crudos solos, aliñados listos para cocinar, cocidos solos o incluidos en alguna preparación, son todas las formas en las que puedes preservar esta carne, señala el libro Los secretos de la congelación de alimentos.

No obstante, para congelar el pescado en cualquiera de sus formas debe estar fresco, su textura firme, olor no desagradable, y si tienen la cabeza, que los ojos estén brillantes y las agallas rojas. “Los pescados tienen una de las carnes más delicadas, las cuales se dañan con mucha rapidez, produciendo severas intoxicaciones si se consumen en mal estado”, refiere el libro.

Cómo congelar el pescado crudo

Para evitar riesgos, se recomienda que se congele crudo y entero, pero si se tiene certeza de que está fresco, puede ser picado también.

Si el pescado fue pescado por ti, deberás quitar antes las vísceras, agallas y, si deseas, escamas antes de congelar; pero si lo compraste congelado en el supermercado, y llega a casa aún congelado, puedes meterlo en el congelador sin problema, o dejar que termine de descongelarse y cocinarlo.

Esta carne debe protegerse del frío del congelador que la puede quemar, por lo que hay que envolver el pescado con láminas de plástico adherible, y sobreprotegerlo con bolsas plásticas N°2, o en recipientes de plástico apropiados, que tengan tapas. Se marca y congela.

El día que se vaya a utilizar, lo ideal no es descongelarlo por completo para incluirlo en la preparación; pero en el caso de que se desee descongelar por completo, deberá hacerse dentro de la nevera.

Cómo congelar pescado aliñado

Se puede congelar la carne de pescado aliñada, pero se recomienda poner poca sal. Los aliños y condimentos se ponen en menor cantidad también.

El pescado aliñado se congela muy bien protegido con el material más adecuado, teniendo la precaución de envolver los trozos de forma individual, para que se descongelen todos la mismo tiempo.

Si la idea es congelar trozos de pescado empanizado, debe hacerse envueltos uno por uno con plástico adherible, para evitar la formación de escarcha.

De esta forma se puede freír el pescado a medio congelar, pero el aceite no debe estar muy caliente.

Cómo congelar pescados cocinados solos

Cocinado solo, en cualquier forma: frito, al vapor, horneado, en filet o croquetas, también se puede congelar el pescado con buenos resultados.

La recomendación es envolver el pescado de forma individual con plástico adherible o papel de aluminio. Y la mejor forma de calentarlo es en el horno a temperatura baja si se cocinó con aceite.

Si el pescado se hizo al vapor, lo ideal es descongelar de forma natural o en baño de maría.

Cómo congelar el pescado cocinado en preparaciones

El hervido de pescado, pastel de pescado, empanada de pescado, etc, también se puede congelar.

Estas preparaciones deberán envasarse muy bien, de forma hermética.

Sobre el tiempo de congelación, cuando el pescado se conserva crudo, tiende a durar un poco más si se hace aliñado o cocido; en promedio, no deberás mantener el pescado por más de dos meses en el congelador.

Mientras el pescado esté congelado en cualquiera de sus formas no se descompone. “El deterioro o descomposición se produce al estar descongelado, a temperatura ambiente, e incluso en la nevera”, refiere el libro Los secretos de la congelación de alimentos.

En esta nota

dieta saludable hazlo tu mismo

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain