Cómo seguir la dieta coreana, especial para quien busca una piel perfecta

Los principales alimentos que forman parte de los platos tradicionales de Corea son perfectos para el cuidado de tu piel, porque son saludables, frescos y bajos en grasa

Las sopas forman parte de la rica dieta coreana. / Foto: Elle Morre - Unsplash.

Las sopas forman parte de la rica dieta coreana. / Foto: Elle Morre - Unsplash.

La dieta del coreano se basa principalmente en alimentos saludables, frescos y bajos en grasas, por lo que seguirla beneficia notablemente en la piel. Los vegetales verdes cocidos al vapor; pescados en lugar de carnes rojas, sopas, tés y abundantes líquidos son algunos de los ejemplos de lo que puedes encontrar en las mesas de las familias coreanas.

Las verduras están presentes en la mayoría de los platos coreanos. Estos alimentos son ricos en fibra y se ha demostrado que ese nutriente reduce el hambre, aportando una sensación de saciedad. Entre las más habituales en su cocina se destaca el kimchi o col fermentada, un probiótico que es muy beneficioso para la salud intestinal; además que ayuda a bajar la presión arterial y los niveles altos de colesterol, así como el azúcar en sangre.

El arroz, llamado Bap por los coreanos, también es un alimento fundamental en esta dieta, así como lo platos con caldo de carne o verduras, conocidos en ese país como ‘Kuk’. Los expertos del Korea Food Research Institute consultados por el portal TN así lo confirman.

Las entradas servidas en platillos, conocidos como ‘Banchan’, también son un distintivo de la gastronomía coreana. Suelen estar compuestas de pequeñas raciones de kimchi, verduras al vapor, papas o pescado en diferentes variedades, señala el portal.

Al alto consumo de verduras frescas en la dieta coreana -como las de hoja verde, algas, setas y tomates, entre otras-, se suma el bajo consumo de carnes rojas, optando por los pescados en la mayoría de los casos. Los pescados y los mariscos, fuente de proteínas y ácidos grasos omega 3, reemplazan a las carnes rojas en esta cultura, por lo que obtienen una dieta baja en grasas saturadas, refiere TN.

La dieta coreana también es una forma de alimentación en la que el consumo de agua es prioritario. Se bebe una gran cantidad por día. De hecho, si lo habitual son ocho vasos diarios (el equivalente a unos dos litros), los coreanos consumen hasta 3 litros por día, sin contar las infusiones de plantas, también muy habituales en Corea.

El té verde es un gran aliado para la pérdida de peso, señala TN, sobre todo porque gracias a sus propiedades antiinflamatorias, nos ayuda a sentirnos menos hinchados y más cómodos. Además, tiene propiedades antioxidantes que acompañan la buena digestión.

En esta dieta, otra forma de incorporar líquidos es a través de las sopas, sobre todo las picantes. Son platos ligeros, sencillos y saciantes que además contribuyen a una aceleración del metabolismo, por lo que aumenta el gasto energético, gracias a las propiedades de los condimentos picantes.

Al seguir un régimen coreano es muy importante la preparación de los platos. Ellos suelen cocinar mucho al vapor, evitando los fritos y manteniendo el sabor y los nutrientes de los alimentos. En este tipo de dietas, no hay lugar para las harinas refinadas ni los alimentos procesados o azucarados, así como tampoco para los lácteos.

En esta nota

dieta saludable

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain