La ingesta excesiva de fructosa afecta el sistema inmunológico, según nueva investigación médica

Un reciente estudio revela que personas que se encuentran en forma pueden ver afectada la salud de su organismo si llevan una dieta alta en azúcares y fructosa

Tomada en exceso, esta sustancia es dañina para nuestro organismo. / Foto: Stockking - Freepik.

Tomada en exceso, esta sustancia es dañina para nuestro organismo. / Foto: Stockking - Freepik.

Una nueva investigación médica, publicada recientemente, arrojó que una dieta alta en azúcar y fructosa podría afectar el adecuado funcionamiento del sistema inmunológico en personas que se encuentran en forma. Dato desconocido hasta este nuevo hallazgo.

El estudio, dirigido por científicos de Swansea, Reino Unido, en colaboración con investigadores de la Universidad de Bristol y el Instituto Francis Crick de Londres, fue publicado en la revista Nature Communications, refirió el portal Hindustan Times.

La fructosa se encuentra en bebidas azucaradas, dulces y alimentos procesados, y es utilizada ampliamente en la producción de comestibles.

Esta sustancia está asociada con la obesidad, la diabetes tipo 2 y la enfermedad del hígado graso no alcohólico. Asimismo, su ingesta ha aumentado sustancialmente en todo el mundo desarrollado en los últimos años.

El impacto de la fructosa en el sistema inmunológico de las personas que la consumen en grandes cantidades había sido limitado hasta ahora.

Este nuevo estudio muestra que la fructosa hace que el sistema inmunológico se inflame; ocasionando daños a las células y tejidos y contribuyendo a que los órganos del cuerpo no funcionen como deberían, provocando enfermedades.

La investigación también aporta una comprensión más profunda de cómo esta sustancia podría estar relacionada con la diabetes y la obesidad, debido a que la inflamación de bajo nivel a menudo se asocia con la obesidad.

El estudio se basa en las evidencias disponibles para los generadores de políticas de salud pública sobre los efectos dañinos de consumir altos niveles de fructosa.

El doctor Nick Jones, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Swansea, señaló que el análisis de los diferentes componentes de nuestra dieta puede ayudarnos a comprender “qué podría contribuir a la inflamación y la enfermedad y qué podría aprovecharse mejor para mejorar la salud y el bienestar”.

Por su parte, la doctora Emma Vincent, de la Facultad de Medicina de Bristol, destacó que este estudio “nos lleva un paso más allá hacia la comprensión de por qué algunas dietas pueden provocar problemas de salud”.

Qué es la fructosa

La fructosa es un tipo de azúcar como la glucosa que se encuentra en las frutas, en la miel y se vende cristalizada como el azúcar. No obstante, no se absorbe en el organismo tan rápidamente.

Esta sustancia dulce se recomendaba para las personas que padecían de diabetes, pero como influye en el nivel de azúcar en la sangre, la sugerencia es usar otro tipo de endulzante.

La fructosa también podemos encontrarla en muchos endulzantes como melazas de cereales, jarabes, azúcares de mesa (formado por glucosa y fructosa), y otros edulcorantes como el sorbitol.

En esta nota

elimina el azúcar

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain