Investigación relaciona la salud cardiovascular en niños entre 4 y 6 años con un mejor desempeño cognitivo

Los hallazgos de este estudio evidencian que el vínculo entre un corazón saludable y buenas habilidades intelectuales podrían comenzar desde el nacimiento

Los pequeños que corrieron más en el estudio tuvieron mejor desempeño en la prueba cognitiva. / Foto: Yanalya - Freepik.

Los pequeños que corrieron más en el estudio tuvieron mejor desempeño en la prueba cognitiva. / Foto: Yanalya - Freepik.

Un estudio sobre la relación entre una buena salud cardiovascular y mejores habilidades intelectuales en pequeños entre los 4 y 6 años de edad, arrojó que al igual que en niños más grandes, jóvenes y adultos, hay una correlación marcada.

La mayoría de las investigaciones que analizan el vínculo entre un corazón sano y un mejor desempeño cognitivo se habían centrado en niños mayores y adultos; no obstante los hallazgos de este nuevo estudio revelan que esta relación existe desde el comienzo de la vida.

Según publicó el portal Health Day News, el estudio, que incluyó a 59 niños en edad preescolar, consistió en pedirles a los pequeños que caminaran lo más lejos que pudieran en seis minutos. Posteriormente a esta tarea, fueron evaluadas sus habilidades intelectuales, especialmente cuán bien podían concentrarse.

El resultado arrojó que los niños que caminaron más lejos, obtuvieron las calificaciones más altas en las pruebas de capacidad de pensamiento y otras de la función cerebral.

“Los niños en edad preescolar con una resistencia cardio-respiratoria más alta obtuvieron mejores puntuaciones en las tareas académicas relacionadas con las capacidades intelectuales generales, así como el uso del lenguaje expresivo”, dijo en comunicado de prensa la co-líder del estudio Shelby Keye, quien cursa el doctorado en kinesiología de la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign.

Agregó Keye que este grupo de niños tuvo “un mejor desempeño en tareas computarizadas que requerían atención y habilidades multitarea, y mostraron el potencial de velocidades de procesamiento más rápidas y una mayor asignación de recursos en el cerebro al completar estas tareas computarizadas”.

Los hallazgos no prueban que una mejor resistencia corazón-pulmón mejore las habilidades de pensamiento en los niños pequeños, pero se suma a la creciente evidencia de que los dos están estrechamente relacionados, incluso desde los 4 años de edad, según los autores del estudio citados por el portal Health Day News.

Investigaciones anteriores han relacionado la resistencia cardiopulmonar en niños mayores y adultos con el tamaño y la conectividad de las áreas del cerebro que juegan un papel importante en las habilidades de pensamiento y razonamiento. “Pero aún no se sabe en qué punto de la trayectoria del desarrollo de la infancia surge esta relación”, advirtió Keye.

Los científicos también notaron que, al igual que los niños mayores y los adultos estudiados en su momento, los edad preescolar no están realizando las cantidades diarias de actividad física recomendada.

“Esto es preocupante, debido a que el desarrollo cerebral de los procesos de control cognitivos básicos comienza en la primera infancia y continúan hasta la edad adulta temprana”, indicó por su parte el co-líder del estudio Naiman Khan, profesor de kinesiología y salud comunitaria.

El informe de este estudio fue publicado en una edición reciente en línea de la revista Journal of Clinical Medicine.

En esta nota

salud infantil

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain