Cómo saber si un vino está malo

Si su sabor y olor están avinagrados, y sus colores han cambiado, el tinto se ve naranja y el blanco marrón, es claro que esa botella se ha dañado

Sólo con observar puedes saber  si está estropeada esta bebida. / Foto: Kelsey Knight-Unsplash.

Sólo con observar puedes saber si está estropeada esta bebida. / Foto: Kelsey Knight-Unsplash.

¿Sabías que si las botellas de vino no se guardan en un lugar adecuado existen todas las posibilidades de que se estropeen y, por desconocimiento, terminar siendo tú la persona que compre ese producto en mal estado? No es necesario tener una vista ni paladar muy entrenados para saber si un vino está en un estado de oxidación muy avanzado.

En la tienda de venta de vinos o supermercado, sin tener que abrir la botella, podemos saber que el vino se encuentra dañado por estas razones:

  • Si el contenido de la botella se ha reducido.
  • Si la etiqueta se encuentra enmohecida.
  • Si el año del vino supera los tres años.

En este último caso, Vladimir Viloria, autor de Guía Vinos Venezuela, aconseja comprar vinos del mismo año o del anterior; debido a que la mayoría de los vinos son hechos para consumirse rápidamente.

¿Cómo reconocer un vino dañado a través de la copa?

El blog de Carlos Serres Bodega explica de una forma muy sencilla cómo identificar un vino dañado servido en una copa sólo observando.

Si la bebida se ve turbia y sin brillo, además de un cambio en la coloración: el tinto presenta tonos anaranjados, y los blancos, matices amarronados, está estropeada.

El corcho también puede darnos indicios del estado de un vino.

El importador venezolano de vinos Oriol Serra plantea que si este se encuentra estropeado y huele a moho, probablemente se haya resentido el vino.

También puede aparecer el desagradable olor a corcho en la bebida, dando indicios de que se dañó.

Asimismo, refiere Serra que si el aroma y sabor del vino adquieren notas de vinagre; o en su lugar esta bebida ha perdido sus aromas y sabe a rancio o a un desagradable gusto a “madera de mala calidad”, están dañados.

¿Cómo elegir el mejor lugar para comprar vinos?

Si desconocemos sobre la reputación de la tienda, algunas claves que pueden ayudar a saber si la botella que queremos llevar está en buen estado es observar las etiquetas; si estas tienen una antigüedad superior a tres años, podemos empezar a dudar de la rotación del vino en el local.

También hay que ver las condiciones de climatización del local. Si no dispone de una buena, sus vinos degenerarán con suma rapidez; en el caso de restaurantes, si las botellas reposan junto a los calores de la cocina, aumentan las posibilidades de que estos se encuentren dañados.

En cuanto a vinos de larga guarda, estos deben estar conservados en cavas con temperatura y humedad controlada, de lo contrario su estado de conservación es una lotería.

Comprar vinos muy viejos en una tienda o restaurante implica un gran riesgo excepto en aquellos lugares donde explícitamente podemos observar un buen sistema de conservación.

En esta nota

bebidas alcohólicas

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain