Cómo aliviar los ataques de tos con remedios caseros

Si tu tos es severa, te cuesta respirar y está acompañada de fiebre y otros malestares, es urgente que te hagas la prueba del Covid-19 y mantengas las medidas de aislamiento para no enfermar a otras personas

Si la tos es crónica deberás ir al médico. / Foto: Freepik.

Si la tos es crónica deberás ir al médico. / Foto: Freepik.

La tos es una respuesta de nuestro organismo a infecciones respiratorias, bacterias o alérgenos; por lo que es vital dentro de los mecanismos de defensa nuestro cuerpo, refiere el libro Cinco Formas de Curar enfermedades y malestares cotidianos.

Aunque en la mayoría de las veces la tos no es una causa de preocupación, una nocturna persistente, además de resultar muy molesta, puede indicar un problema más serio; así como una tos que expulsa sangre o va a acompañada de problemas al respirar.

¿Cuáles son los tipos de tos y sus síntomas?

Existen dos tipos de tos: una seca y con mucho picor, y una húmeda, estruendosa y con mucha flema, y entre sus síntomas se encuentran:

  • Toser con flema de color verde, blanca o amarilla dolor en el pecho y fiebre.
  • Problemas al espirar o jadeo.
  • Tos nocturna persistente.
  • Sibilancias (ruidos similares a silbidos) al toser o respirar.
  • En caso de aparición de sangre en la tos, consulte inmediatamente a su médico.

¿Cómo tratar los ataques de tos con remedios naturales?

En la medicina homeopática recomiendan las siguientes hiervas para ayudar a acelerar la recuperación de una tos aguda:

  • Rumex: Esta hierva puede ser útil para aliviar los casos en que la tos se desata al tocar la garganta, cuando los ataques de tos y los ahogos son especialmente molestos por la noche e intentar respirar profundamente produce una sensación fuerte de quemazón de pecho.
  • Drosera: Se recomienda usar esta hierva para aliviar los ataques de tos que empiezan en cuanto se acuesta y que arrancan con un molesto cosquilleo o irritación.

En la medicina natural recomiendan comer sopa de pollo con cebolla, ajo y jengibre para ayudar a aumentar la inmunidad, diminuir la inflamación y disipar las toxinas. Una sopa templada también ayuda a reducir la flema.

También sugieren eliminar los alimentos que aumenten la mucosidad como los productos lácteos, el azúcar, la comida basura y los alimentos procesados y refinados. Así como beber un vaso de agua cada hora a lo largo del día para disminuir y disipar la mucosidad.

Otra recomendación de la medicina natural es llenar una bañera con agua caliente y agregarle eucalipto, menta, aceites de melaleuca y tomillo; y sentarse ahí durante 10-20 minutos. También puede usar esa agua inhalando el vapor para aliviar la congestión. Esto le permitirá a su cuerpo a expeler toxinas y disminuir la mucosidad.

En la medicina china recomiendan tomar un vaso de agua con hiervas como se explica a continuación: mezcle 10 gramos de raíz de escutelaria con 12 gramos de almendra; 6 gramos de hierbabuena; 15 gramos de raíz de campánula; 6 gramos de cáscara de mandarina; 12 gramos de fruta de la forsitia y 6 gramos de regaliz.

Ponga las hiervas secas en un vaso u olla de cerámica y añada 3 vasos de agua. Hierva la mezcla, deje a fuego lento por 30 minutos. Cuele el líquido y beba un vaso dos veces al día.

En la herbología sugieren la infusión de raíz de regaliz, que se puede hacer hirviendo 2 cucharadas de esta hierva troceada en 2 o 3 vasos de agua durante 10 minutos. Puede beber la infusión varias veces al día.

En esta nota

remedios caseros

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain