Cómo descongelar de forma correcta nuestros alimentos para no correr riesgos

La forma natural y la acelerada mediante aplicación de calor son las recomendadas

Es recomendable descongelar los alimentos crudos al natural. / Foto: Unsplash

Es recomendable descongelar los alimentos crudos al natural. / Foto: Unsplash

Existen dos formas para descongelar nuestros alimentos y evitar que pierdan sus propiedades, dañen o contaminen. La primera es la natural, que puede ser a temperatura ambiente o dentro de la nevera, y la segunda, la forma acelerada de descongelación, que se realiza con la aplicación de algún tipo de calor.

No obstante, la forma para descongelar los alimentos dependerá asimismo del tipo de comestible y la cantidad, como te explicaremos a continuación con la información del libro Los secretos de la congelación de alimentos.

Forma natural de descongelar alimentos

La forma natural para descongelar es casi aplicable para todo tipo de alimento, sea crudo o preparado. No obstante, el tiempo necesario de descongelación que requerirá dependerá del volumen, grado de congelación y la temperatura ambiente en la cual se va a descongelar.

Se recomienda que las cantidades pequeñas, como la ración para una o dos personas, se saquen la noche anterior del congelador y se coloque dentro de la nevera para evitar posibles deterioros. Sin embargo, en caso de no haberla sacado la noche anterior, se recomienda descongelarla a temperatura ambiente y vigilarla hasta que descongele. Luego pasarla a la nevera hasta el momento de cocinarla o calentar.

Asimismo, las cantidades mayores, como para cuatro, seis o más personas, debido a su volumen, se deberán descongelar a temperatura ambiente, debido a que dentro de la nevera no se descongelan en doce horas. La recomendación es sacarla por la noche, cuando la temperatura del ambiente es más baja, para evitar de esa manera que se maltrate la parte externa del alimento mientras se descongela su interior.

Igualmente, cuando se efectúa la descongelación al natural, es preferible no quitar el material que protege a los alimentos, para que no cambie su apariencia, debido a que el aire podría variar el aspecto de los mismos.

Esta indicación también es válida para la descongelación con calor de algunos alimentos.

Forma acelerada mediante aplicación de calor para descongelar los alimentos

Para descongelar nuestros alimentos, también podemos aplicar algún tipo de calor siempre y cuando estos se encuentren cocinados o semi-cocinados. Para un alimento crudo no necesariamente es adecuado porque se cocinaría, a menos que deseemos cocinarlo posteriormente.

Si se utiliza horno microondas, se procederá de acuerdo a las instrucciones del mismo; y si se utiliza el horno común, eléctrico o de gas, este debe ponerse a una temperatura baja, para así evitar que la parte que se va a descongelando se maltrate por exceso de calor.

El tiempo de descongelación para el alimento depende del espesor y grado de congelación que éste tenga, entre más congelado o de mayor espesor sea el alimento, más baja será la temperatura del horno, ya que el tiempo será más prolongado.

Generalmente, esta forma de descongelar se utiliza para alimentos congelados fritos o preparaciones que no se pueden revolver porque se daña su bonita apariencia, como la lasaña, los canelones, la paella o el pollo asado. Este método sirve también para calentar estos alimentos.

Otra forma de descongelar el alimento, es con el sistema conocido como baño de maría. Esta forma es perfecta para muchos alimentos porque no se resecan ni se queman, puesto que generalmente se coloca el alimento tapado.

También podemos descongelar el alimento agregando a la preparación un poco de agua y poner la olla tapada en una hornilla a una temperatura baja, para que el alimento se vaya descongelando, sin pegarse en el fondo.

En esta nota

dieta saludable

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain