Cuándo trasplantar tus plantas y cómo hacerlo

Sólo necesitarás una nueva maceta, tierra, compost, una pala y guantes para cambiar tu planta de lugar y lograr que crezca sanamente en su nuevo hogar con luz y agua

Antes de la primavera es el mejor momento. / Foto: Freepik

Antes de la primavera es el mejor momento. / Foto: Freepik

Cada planta de nuestro hogar requiere de un cuidado especial. No todas son iguales; ni sus tamaños, colores ni aromas. Algunas se secan si las exponemos directamente al sol; y otras se ahogan si las regamos a diario. Pero trasplantarlas, por cualquier razón, es una tarea que debemos tomar con mucha delicadeza con todas nuestras plantas, sin excepción, para que sobrevivan en su nueva maceta.

¿Cuándo trasplantar?

El momento indicado para trasplantar nuestras plantas lo dirán sus raíces. Debes comprobar si estas sobresalen mucho por los agujeros del drenaje del matero.

Si es así, deberás trasplantarlas, debido a que la maceta se ha quedado pequeña, y la planta no puede crecer más.

La mejor época para trasplantar es a principios de primavera, antes de que salgan los primeros brotes de la planta. Si esperas mucho tiempo para hacerlo, podrías romper los brotes nuevos y las raíces jóvenes, que son las más fuertes.

¿Cómo trasplantar?

La herramientas que necesitarás para trasplantar son las siguientes: una nueva maceta, tierra y compost; una pala metálica y un par de guantes de goma de jardinero.

Extrae la masa de tierra pegada en la raíces de la planta con suavidad. Si es una maceta de barro y las raíces están arraigadas en ella, tendrás que romperla.

Posteriormente, coloca en el nuevo matero un poco de compost e introduce la planta. Completa con tierra, un poco más de compost y aprieta con la yema de los dedos. Riega la planta abundantemente y déjala unos días en un lugar sombreado.

Un consejo: si la planta que vas a trasplantar es pequeña, puedes sacarla de la maceta poniéndola boca abajo para no dañar el tallo; y si vas a trasplantar en invierno, hazlo con cuidado para asegurarte de que la planta enraíza bien.

¿Cómo elegir el compost?

El compost es un fertilizante natural que posee los nutrientes necesarios para las plantas. Existen tres tipos diferentes de compost o abono en el mercado, según el trasplante que vayas a hacer: para plantas en sus primeros días de crecimiento en macetas pequeñas; para maduras en macetas medianas y para fuertes y de rápido crecimiento en materos grandes.

El abono debe utilizarse por completo una vez abierto porque pierde sus propiedades con rapidez, sobre todo si está en contacto con la luz.

Asimismo, si una planta está habituada a un tipo de compost, no lo cambies en el próximo trasplante porque puede verse afectada y crecer menos.

En esta nota

cuidar tus plantas

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain